Enfermeros de Especializada y AP perfeccionan el manejo de accesos venosos en el H.U. Ntra. Sra. de Candelaria

Guardar

image__Los_enfermeros_contaron_con_una_sesi_n_donde_pone_8098354135375531667
image__Los_enfermeros_contaron_con_una_sesi_n_donde_pone_8098354135375531667
El H.U. Ntra. Sra. de Candelaria, HUNSC, acoge estos días la "III Jornada del Acceso Venoso. Cuidados de Enfermería", organizado por la Enfermería del Servicio de Radiología Intervencionista del centro, con el objeto de actualizar conocimientos técnicos y cuidados de los dispositivos para administrar medicamentos, transfusiones sanguíneas, nutrición parenteral o extracción de sangre, entre otros.

Enfermeros de Especializada y AP perfeccionan el manejo de accesos venosos en el H.U. Ntra. Sra. de CandelariaLa jornada profundiza en la actualización de conocimientos técnicos en el uso de reservorios venosos subcutáneos, dispositivos que se conectan por debajo de la piel hasta llegar a venas gruesas, y que se emplean para la administración de medicación, nutrición parenteral, realizar transfusiones o extracciones de sangre, especialmente en pacientes oncológicos y hematológicos, entre otros usos, cuando debe hacerse de manera prolongada o repetitiva en el paciente.

 

Estos sistemas de acceso venoso prolongado ofrecen, por tanto, una mayor calidad de vida a los pacientes que tienen que someterse a punciones frecuentes, al ser cómodo, portátil y evitar el dolor que se produce al inyectar directamente en la vena. "El uso y la manipulación de este tipo de dispositivos hace que sean más vulnerables a infecciones nosocomiales en catéteres, por lo que se hace necesario reforzar el conocimiento que los profesionales ya tienen en medicina preventiva para hacer de esta técnica un manejo seguro", explica Juan Manuel Pérez, enfermero del HUNSC y coordinador del curso.

 

PICC

 

Además de la inclusión de la perspectiva de seguridad del paciente desde el ámbito de la medicina preventiva, también se abordaron cuestiones técnicas de mayor complejidad como el análisis y estudio del catéter central de inserción periférica, denominado PICC, y se ofreció la experiencia de los propios pacientes a la hora de convivir con estos sistemas de accesos venosos prolongados.

 

La sesión teórica se complementó con un taller en el que los enfermeros pudieron practicar con los reservorios y otros dispositivos destinados para el acceso venoso en distintos simuladores de anatomía humana. "En medicina, la utilización de este tipo de dispositivos es habitual para numerosos tratamientos que recibe el paciente, generalmente con patologías oncológicas y hematológicas, de manera que actualizar los procedimientos y cuidados en este campo se convierte en objetivo fundamental para que los profesionales sanitarios, durante el ejercicio de la práctica clínica, podemos ofrecer mayores garantías de seguridad y calidad", apunta Juan Manuel Pérez, coordinador de la jornada.