En un mundo dominado por el inglés, el español se perfecciona como lengua para la Medicina

A pesar de que la lengua hegemónica en el mundo es el inglés, el español tiene mucho que decir en Medicina. Al servicio de su perfeccionamiento existen herramientas como el Diccionario de Términos Médicos de la Real Academia Nacional de Medicina (RANM) que ya apunta a su segunda edición. En ella se acentuará su carácter panhispánico.

Guardar

Antonio Campos Muñoz (RANM), José Ignacio Echániz (consejero de Sanidad y AA.SS. de Castilla-La Mancha), Manuel Díaz-Rubio García (presidente de la RANM), José Antonio Pascual (RAE) y Luis García Sancho Martín (RANM).
Antonio Campos Muñoz (RANM), José Ignacio Echániz (consejero de Sanidad y AA.SS. de Castilla-La Mancha),
Manuel Díaz-Rubio García (presidente de la RANM), José Antonio Pascual (RAE) y Luis García Sancho Martín (RANM)

El presidente de la RANM, Manuel Díaz-Rubio García dio la bienvenida a importantes figuras del mundo académico al foro de debate y reflexión sobre el proceso normalizador que está experimentando el español como vehículo de comunicación en Medicina. Como en otras áreas de proyección exterior para España, es el espacio Latinoamericano el que le permitirá enriquecer más su patrimonio idiomático, incrementando su carácter universal en convivencia con el inglés. El foro tuvo lugar en la sede de la RANM el jueves 2 de febrero y al mismo acudieron representantes de la Federación de Asociaciones de Ciencias Médicas de España (FACME), la Real Academia Española (RAE), la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) y la Organización Médica Colegial (OMC); por parte de la Administración estuvo presente José Ignacio Echániz, consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha.

Emilio Sanz (representante de los decanos de Medicina), Juan José Rodríguez Sendín (presidente OMC), Hugo Brik (Editorial Médica Panamericana), Francisco Cañizares (ANIS) y José Manuel Bajo Arenas (FACME).
Emilio Sanz (representante de los decanos de Medicina), Juan José Rodríguez Sendín (presidente OMC), Hugo Brik (Editorial Médica Panamericana), Francisco Cañizares (ANIS) y José Manuel Bajo Arenas (FACME)

Patrimonio cultural y científico

 

Como miembro de la Comisión del diccionario, Antonio Campos Muñoz evocó a Lázaro Carreter, García de la Concha y Borges, quienes habían cifrado el futuro del idioma español en la gran cultura que lo sustenta. El académico de la RANM aseguró que el español sirve a la Medicina cuando es capaz de expresar el dolor y la esperanza que acompañan a la condición humana. Para ello, el diccionario deberá actualizarse y la Academia vigilará los nuevos términos que se importen del inglés, ya que muchos médicos leen en este idioma. Luis García Sancho Martín, también académico de la RANM, aconsejó no utilizar extranjerismos innecesarios. Como representante de la RAE, José Antonio Pascual apostó por eliminar palabras tan anticuadas como, por ejemplo, "cloroformizar".

 

Diccionario de Términos Médicos de la Real Academia Nacional de MedicinaPrecisión, concisión, exactitud

 

Francisco Cañizares, presidente de Anis, aseguró que el diccionario es una gran ayuda para el periodista especializado en salud al permitirle redactar con precisión, concisión y exactitud (Joseph Pulitzer). José Manuel Bajo Arenas, presidente de la FACME, argumentó que utilizar un español correcto es una buena praxis médica para más de 500 millones de pacientes potenciales. Por su parte Emilio Sanz, decano de la facultad de Medicina de La Laguna, reparó en el uso a veces chocante de las abreviaturas. Por ejemplo, hay doctoras que llevan en su credencial la palabra FEA (Facultativo Especialista de Área). Finalmente el presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, reivindicó la necesidad de que todos usemos los términos médicos en el mismo sentido para evitar confusiones.

 

Cuando lo "evidente" no lo es

 

Tras las ponencias se abrió un coloquio con el público presente. La primera en hablar fue una profesional médica con décadas de servicio. En su opinión, el diccionario de términos médicos no subsana el error de la expresión 'Medicina Basada en la Evidencia' que ha hecho tanta fortuna en el lenguaje sanitario a pesar de ser una traducción errónea.