El problema laboral en enfermería podría provocar la ruptura de SATSE en las negociaciones con Sanidad

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha advertido que no está dispuesto a seguir negociando con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad si el acuerdo alcanzado recientemente no da pronto sus frutos y cambia la actual situación en la que los profesionales de Enfermería siguen siendo muy escasos en nuestro país, muy por debajo de los que hay en el resto de Europa.

Guardar

El problema laboral en enfermería podría provocar la ruptura de SATSE en las negociaciones con SanidadEn una nota oficial, SATSE señala que, una vez conocidos los últimos datos de 2011 de la OCDE, en los que España continúa "a la cola" de Europa en cuanto al número de profesionales de enfermería que atienden a los ciudadanos, se estaban traspasando todas las "líneas rojas" para un colectivo imprescindible para los pacientes y el sistema sanitario en su conjunto. Y recuerda que la prioridad de SATSE, en las negociaciones que mantiene con el Ministerio de Sanidad, es ofrecer soluciones concretas y reales al problema del desempleo en el colectivo, por lo que no va a seguir esperando durante mucho más tiempo a que las cosas cambien. A su juicio, es intolerable que España sólo tenga 5,5 enfermeras por 1.000 habitantes, situándose como el país europeo estudiado por la OCDE que menos profesionales tiene, junto a Polonia, mientras la media alcanza las 9,4 enfermeras por 1.000 habitantes.

 

La organización sindical, añade la nota, tampoco va a permitir que continúe la "sangría laboral" entre los profesionales de Enfermería, pues ya se han perdido, desde 2009, más de 15.000 puestos de trabajo en nuestro país. El colectivo ha sufrido un incremento del paro superior al 400 por ciento en este tiempo, según datos del propio Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Además, se da la circunstancia de que los países que más demandan, en estos momentos, profesionales de enfermería españoles son aquellos que ya duplican, e incluso más, el ratio de enfermeras por 1.000 habitantes que hay en España, caso de Finlandia, Suecia, Francia, o Noruega, por ejemplo.

 

En definitiva, mientras otros países saben aprovecharse de la buena formación y cualificación de los profesionales españoles, nuestro país siga sin ofrecer las oportunidades laborales que el colectivo se merece tras años de preparación, ha denunciado SATSE.

 

A juicio del Sindicato, la escasez de profesionales, así como la progresiva precariedad de sus condiciones laborales, conlleva una pérdida de la calidad de la atención e, incluso, mayores riesgos para la salud de las personas atendidas. Y subraya que todas las investigaciones existentes concluyen que el número de profesionales de enfermería en los centros tiene un impacto definido y cuantificable en los resultados de salud y mortalidad de los pacientes.

gráfico