El presidente de la Enfermería: "O hay un pacto de Estado, o el SNS se va al garete"

"Aquí, o hacemos un pacto de Estado, o se nos va al garete el Sistema Nacional de Salud", manifestó este martes el presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, quien considera que las medidas emprendidas en distintas Comunidades autónomas lo están "desnaturalizando".

Guardar

Imagen destacadoEl presidente de la enfermería española hizo esta reflexión en un desayuno con periodistas en torno al anteproyecto de ley sobre servicios profesionales. Y es una reflexión que también ha trasladado a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, que, asegura, "está profundamente preocupada" por la situación y pedido colaboración a distintos representantes del mundo sanitario. "Para mi, la conclusión última es que, aquí, o hacemos un pacto de Estado, o se nos va al garete el Sistema Nacional de Salud", afirmó González Jurado. "Hace falta despolitizarlo, porque se está creando una confusión tremenda", añadió.

 

Sentados en un polvorín

 

González Jurado apeló a la responsabilidad de los grandes partidos políticos para acordar "un horizonte" en la sanidad pública. "No se deben tomar medidas de cualquier forma, como se están tomando, porque se está desnaturalizando el sistema", insistió y advirtió sobre la desconfianza que la situación está creando en la población, como del "enorme nivel de preocupación y de confusión entre los profesionales. Estamos sentados encima de un polvorín", recalcó.

 

Lo público, sin posibilidad de gestión

 

La crítica va más allá de la política de privatizaciones emprendida en algunas comunidades autónomas, como recientemente Madrid. "La gestión es gestión. Pero los hospitales públicos nunca han tenido capacidad de gestión. Los gerentes no la tienen. ¿Qué gerente de la pública tiene capacidad de generar contratación propia, por cualificaciones o necesidades? Eso no existe. Nadie se atreve a hacer una reforma del régimen jurídico" para hacerla posible, aseguró el presidente de la enfermería española. Frente a esta carencia, se ensalza la gestión privada que, en su opinión, sólo se podrá valorar cuando garantice unos estándares clínicos semejantes a los de la asistencia pública, además de la atención humana o los costes por población atendida. "Las cosas no se pueden hacer como se están haciendo", insistió en varias ocasiones.

 

Separación de poderes en los colegios

 

El presidente del Consejo General de Enfermería sí valoró la reforma prevista por el Gobierno en el borrador de Ley de Servicios Profesionales, "un desarrollo normativo muy deseado", desde el último llevado a cabo en 1982. El proyecto fortalece el papel de los colegios en la regulación de la profesión y centra el objeto principal de los mismos en la defensa de los intereses generales de los ciudadanos frente a los corporativos, explicó Máximo González Jurado.

 

Especialmente satisfecho se encuentra por haber impulsado desde el Consejo de Enfermería la separación de poderes dentro de los órganos colegiales. En su opinión, permite avances en la desjudicialización del sector de la salud, junto con la anterior ley de mediación. En este sentido, se propone crear un master de mediación en servicios sanitarios para "profesionalizar la atención al paciente con un mediador de conflictos titulado".

 

Régimen de incompatibilidades y rehabilitación del título

 

Otra de sus batallas, que espera reforzada en el proyecto legislativo, es el régimen de incompatibilidades en el seno de los órganos colegiales, tanto públicos, como privados. "No puedo entender que, a día de hoy, se pueda ser presidente de un colegio y de un sindicato", planteó. Por incompatible, también entiende un directivo o un liberado sindical en los colegios. Es una circunstancia que se da en su propia corporación y en las de los médicos.

 

Por último, González Jurado se refirió a su defensa de la recertificación o rehabilitación del titulo profesional a lo largo de los años, porque entiende que el ejercicio regulado que defiende derechos públicos deben de demostrar su competencia periódicamente. "Es un compromiso ético con el paciente", declaró.

 

Apoyo a los farmacéuticos

 

Hay un aspecto del anteproyecto legislativo en el que se muestra más cercano a la posición de los farmacéuticos sobre la posible separación entre titularidad y dirección de las oficinas de farmacia. "No vemos las ventajas en términos de competitividad y beneficios" para el Sistema Nacional de Salud, adelantó; posición que, en los próximos días, trasladará por escrito al Consejo General de Colegios Farmacéuticos.