El Lehendakari advierte a Rajoy sobre "el viaje a los infiernos" de la población vulnerable tras los recortes

Para consumo autonómico y central, el Lehendakari Patxi López compareció el martes tras la reunión del Consejo de Gobierno del País Vasco con un duro discurso en contra de la política de recortes emprendida por el gobierno del PP que, según dijo, "condenan a la población más desprotegida a un viaje a los infiernos que aún no ha terminado".

Guardar

Patxi López 
Patxi López

El presidente del gobierno vasco justificó su comparecencia ante los medios considerando que la situación requería un posicionamiento claro del ejecutivo de Euskadi. "Estamos asistiendo a una política de recortes constantes, por parte del Gobierno de Mariano Rajoy, que están creando mayor incertidumbre sobre nuestro futuro. Y ante este camino emprendido por el Gobierno central, de recortes sobre recortes; de deterioro de los servicios públicos, que condenan a la población más desprotegida a un viaje a los infiernos que aún no ha terminado; que no definen un horizonte de apoyo a las empresas; que no tienen como objetivo el crecimiento que necesitamos para salir de la recesión; debo manifestar mi oposición más enérgica", afirmó.

 

"No sabemos para que sirven"

 

En opinión del dirigente socialista, todas las medidas propuestas suponen "un castigo" a la población que no es la responsable de la crisis y que, además, es la que más necesita de los servicios públicos. "Pero lo peor, y siendo esto muy grave, no es la situación objetiva de crisis que tenemos, ni la injusticia de las medidas adoptadas; lo más grave es que no sabemos para qué sirven las medidas adoptadas. Porque lo cierto (y ahí están los datos para corroborarlo) es que todas las medidas de recortes aplicadas, lejos de arreglar nuestros problemas, los han agravado. Por lo tanto, no son la solución", manifestó el Lehendakari.

 

Líneas rojas para el Gobierno vasco

 

Tras demandar "con urgencia" al presidente Rajoy un proyecto global que marque, con claridad, el camino a seguir, "que marque los objetivos para crecer", Patxi López declaró su compromiso por el mantenimiento de los servicios públicos en el País Vasco. "Es evidente para todos que la situación actual no es la de hace cuatro años, y con algunas medidas puede empeorar. Va a ser necesario reducir más el gasto público, mientras no logremos crecimiento económico", admitió el dirigente vasco.

 

"Frente a esta situación, yo y mi gobierno nos comprometemos a garantizar la universalidad y la calidad de los servicios básicos para la ciudadanía vasca, tanto ahora como en el futuro. Y entiendo por servicios públicos básicos: Educación, Sanidad y las ayudas y prestaciones a las personas y familias necesitadas. Esas serán las líneas rojas de este Gobierno. Y pido, asimismo, a las Diputaciones Forales y a los ayuntamientos que resistan, que no recorten los servicios públicos de Dependencia y ayudas sociales a las familias más necesitadas", emplazó.

 

Invasión de competencias

 

El presidente vasco consideró que se está convirtiendo a los empleados públicos en "una especie de piñata pública para ocultar la incapacidad del Gobierno central a la hora buscar la solución a la crisis". De la misma forma reprochó a Mariano Rajoy haber copiado de Europa "el vicio de no respetar las instituciones democráticas, ninguneando las competencias de las CC.AA, y dándonos órdenes por medio del Boletín Oficial. Rajoy ha hecho de las CC.AA. el mismo chivo expiatorio que Merkel ha hecho con los países del sur de Europa".

 

Por todo ello, pidió al Presidente del Gobierno que reconsidere su postura, "porque sus políticas y sus medidas nos afectan, tienen impacto directo y negativo en nuestra economía, en nuestras administraciones públicas y en nuestros servicios públicos".