El H La Paz realiza un reimplante en una pierna, extremidad que se amputa en el 95% de casos

Guardar

image__La_Paz5_list_4747263617802016211
image__La_Paz5_list_4747263617802016211
Gracias a los profesionales de la Unidad de Reimplantes del Hospital Universitario La Paz y la labor de los servicios de emergencia, Salvador Rodríguez, quien ingresó al centro hospitalario con las aspas de una moto azada enganchadas en las dos piernas, ha logrado conservar todas sus extremidades, cuando, en la mayoría de los casos, una situación así en una extremidad inferior deriva en la amputación.

 

El H La Paz realiza un reimplante en una pierna, extremidad que se amputa en el 95% de casos
El H La Paz realiza un reimplante en una pierna, extremidad que se amputa en el 95% de casos

Cuando Salvador despertó y sintió sus piernas "sólo pensaba que las tenía y que iba a ser el mismo", señaló en la rueda de prensa que organizó La Paz para explicar los detalles de la importante intervención. Para el Dr. César Casado Sánchez, cirujano plástico, ésta intervención fue "espectacular por el caso" y particular "porque se trata de una pierna", ya que, según explicó, en el 95% de casos similares las extremidades inferiores terminan siendo amputadas.

 

 

Los profesionales del centro hospitalario consiguieron salvar, con técnicas de microcirugía reconstructiva, la pierna del paciente que sufrió un grave accidente el pasado 22 de junio con una máquina agrícola en la localidad de Batres, al sur de la Comunidad de Madrid.

 

Los servicios de Emergencias recibieron el aviso a las 19:45 horas, por lo que el vehículo de intervención rápida del SUMMA 112 y tres dotaciones de bomberos se desplazaron al lugar y consiguieron liberar parcialmente al herido, que fue trasladado en helicóptero hasta el centro hospitalario con una semiamputación de ambas piernas.

 

El paciente llegó al Hospital La Paz a las 21:40 horas con las aspas de la moto azada enganchadas en las dos piernas; el equipo de reimplantes estabilizó al paciente en el Servicio de Urgencias e inició la intervención quirúrgica, tras retirar las cuchillas de la moto azada. El paciente presentaba la pierna izquierda catastrófica y sin vascularización y la pierna derecha con fractura abierta de tibia y peroné, según informaron los especialistas.

 

Salvador permaneció 23 días en la UVI de Politraumatizados y 13 días en planta; recibió el alta hospitalaria el 30 de julio y actualmente se encuentra en rehabilitación.