Ante los recortes, las enfermeras piden que se cumpla la jornada laboral "de forma estricta"

Según el Sindicato de Enfermería, SATSE, las enfermeras emplean, de media, unos 30 minutos en dar el cambio de turno que no computa como jornada laboral ni es retribuida económicamente; de ahí que ante los recortes de plantillas, salario e incremento de jornada y de trabajo, este colectivo pide cumplir su jornada laboral "sin regalar tiempo extra".

Guardar

Ante los recortes, las enfermeras piden que se cumpla la jornada laboral "de forma estricta"El Sindicato de Enfermería, SATSE, informa en una nota de prensa, que estudia recomendar a las enfermeras que dejen de hacer "el solape" -tiempo que emplean en dar el cambio de turno a los compañeros que los relevan en su puesto de trabajo y en el que se transmiten las incidencias tanto del Servicio o Unidad como de los tratamientos o incidencias de los pacientes a su cargo-, si no se les retribuye o computa como jornada laboral efectiva.

 

Las enfermeras explican que realizan más de las 35 horas semanales, ya que en ese cálculo no computa la media hora que, por término medio, emplean en transmitirse las incidencias que se producen en el Servicio o en los pacientes a su cargo (el denominado solape que se realiza tanto a la entrada como a la salida del turno), por lo que realmente hacen 37,5 horas semanales, aunque sólo se les retribuyen 35 horas.

 

No realizar el solape -prosiguen- significa que se tiene que recoger, bien informáticamente o en papel, todas las incidencias que se producen tanto en el Servicio como entre los pacientes a su cargo. El hecho de transmitir las incidencias verbalmente, con soporte documentado, es algo imprescindible para el correcto funcionamiento del Servicio, ya que para enfermería es necesario indicar a quienes hacen el relevo, el estado de ánimo del paciente y los cuidados que se le han aplicado.

 

¿Jornada rentable?

 

El secretario general del Sindicato de Enfermería, Alejando Laguna, considera que "si de verdad quieren optimizar los recursos asistenciales, pongan a funcionar a pleno rendimiento los hospitales durante el turno de mañana y tarde y obliguen a que todos los trabajadores, todos, realicen la jornada laboral marcada. La enfermería ya la cumple y con creces".

 

El portavoz sindical ha cuestionado si ampliar la jornada laboral de la enfermería será rentable para las gerencias de los hospitales "sobre todo porque nadie puede obligar a una enfermera a hacer una jornada superior a la que legalmente está establecida"; los problemas de comunicación entre turno saliente y entrante, así como el tiempo utilizado para leer los informes de las compañeras no podrá ser empleado para realizar labores asistenciales.