AMYTS insiste a la Consejería de Madrid en involucrar a los profesionales en la gestión antes que privatizar

El Sindicato AMYTS (Asociación de Médicos y Técnicos Superiores de Madrid) ha realizado este martes un nuevo intento con la Consejería de Sanidad de Madrid para desbloquear el diálogo el la Mesa Sectorial, presentando una nueva alternativa a las privatizaciones basada en el mantenimiento de la titularidad pública de los centros sanitarios, la relación estatutaria de los profesionales y una mayor responsabilidad en la gestión

Guardar

 

AMYTS insiste a la Consejería de Madrid en involucrar a los profesionales en la gestión antes que privatizarDe entrada, AMYTS manifiesta su rechazo al Plan de Medidas de Garantía de la Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público aprobado por el Gobierno regional, por lo que justifica su participación en todas las medidas de presión que se han desarrollado en las últimas semanas. El sindicato médico ya hizo en su día una primera propuesta en relación con el citado plan, que preveía un ahorro de hasta 602 millones de euros con una serie de medidas; aunque la mayor parte fue desestimada por la Administración, esta formación sindical entiende que hay posibilidades de llegar a un acuerdo en beneficio de pacientes y trabajadores, frente a la situación de bloqueo actual en la Mesa Sectorial de Sanidad.

 

Un 'ideario' de modelo sanitario

 

El punto fundamental de la discordia es el de la privatización de 6 hospitales y 27 centros de salud, porque para AMYTS esta medida carece de fundamento contrastado "y, lo que es peor, a nuestro juicio, del análisis de los datos proporcionados por la propia administración podemos concluir que la privatización de la asistencia sanitaria es más costosa". El sindicato asegura que la propia Administración "incluso reconoce que esta medida es más ideario de modelo sanitario que una clara apuesta contrastada para obtener un ahorro en gasto, por otra parte no cuantificado y concreto".

 

El eje del acuerdo que propone a la Consejería se basa en la conservación del carácter público de los centros; la garantía de que el mayor activo del sistema, que son los profesionales sanitarios, mantengan su condición de empleados públicos como garantes de la calidad y cohesión del sistema y, a la vez, que se posibilite la exploración de alternativas que profesionalicen la gestión de los centros sanitarios, "apartando de los mismos a gestores cuyo mayor e incluso único activo sea la afinidad política".

 

Para ello, AMYTS formula la siguiente propuesta:

 

En cuanto a los hospitales, se subraya el nivel de responsabilidad de los profesionales, su alta cualificación, su implicación en el sistema y la posibilidad de compatibilizar la asistencia, la formación y la investigación. Se propone mantener la titularidad pública de los centros hospitalarios de Madrid y la relación estatutaria de los profesionales sanitarios, profesionalizando la gestión y reinvirtiendo el ahorro que pudiera obtenerse de la misma.

 

La participación e implicación real de los profesionales en la gestión de los centros es para AMYTS base fundamental para que este sistema mejore, incremente su calidad, dé cabida a nuevas tecnologías, desarrolle capacidades y habilidades profesionales, aumente la motivación y, en definitiva, haga del hospital un ente vivo y dinámico que posibilite su adaptación permanente a las necesidades de los pacientes y de los profesionales que deben prestarles su asistencia. El sindicato defiende que la vía para lograr los objetivos de sostenibilidad del sistema y su mejora, es la de la participación profesional en mesas de trabajo técnicas que hagan un profundo y exhaustivo análisis de la situación y de las necesidades actuales y futuras, llegando a conclusiones y actuaciones motivadas y consensuadas que obliguen a las partes a su cumplimiento.

 

Autonomía de gestión en AP

 

En relación con los centros de salud, AMYTS manifiesta que, sin estar de acuerdo con pasar a la iniciativa privada 27 de ellos, entiende que es una necesidad imperiosa acometer medidas en la Atención Primaria, "que den respuesta a la actual desmotivación de los profesionales que trabajen en este nivel". Sin embargo recuerda que "una vez tras otra, las diferentes alternativas que se han puesto en marcha para aumentar se capacidad de resolución, su desburocratización, la autogestión, el reconocimiento de su labor, etc. han quedado en meros anuncios o experiencias piloto que no se han implementado".

 

Por ello, entiende que es hora de hacer una clara apuesta por el desarrollo de una alternativa para este nivel asistencial que haga que sus profesionales desarrollen plenamente sus capacidades y aporten al sistema un valor añadido que permita la sostenibilidad del mismo. En línea con la propuesta para los hospitales, se defiende un desarrollo y definición de la figura del equipo directivo de centro, dentro del marco actual de relación estatutaria, dotar de autonomía a los centros, implicando a los profesionales en su gestión y eliminando la rigidez en la misma.