Política y Sociedad denuncian los impedimentos puestos desde la junta directiva de semfyc

Semergen y SEMG rompen con Semfyc y muestran su descontento con la situación

Las sociedades españolas de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y de Médicos de Atención Primaria (Semergen) han escenificado «una situación de ruptura» con una de sus «sociedades hermanas», la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc), debido a que consideran que desde la Junta Directiva de esta última «se está anteponiendo el beneficio propio al consenso común para mejorar la Atención Primaria».

José Luis Llisterri y Antonio Fernández-Pro

Así lo comunicaron los presidentes de SEMG, Antonio Fernández-Pro, y de Semergen, José Luis Llisterri, en un acto en el que manifestaron públicamente su «malestar y descontento con distintas acciones reiterativas promovidas por la actual Junta Directiva de Semfyc, las cuales han empeorado las relaciones existentes entre las tres sociedades científicas». En este encuentro, ambos estuvieron acompañados por el vicepresidente de Semergen, el doctor José Polo, y su vocal de Relaciones Institucionales, la doctora Aurora García Lerín.

«Nosotros vamos a mantener las formas absolutamente. Vamos a estar en todo lo institucional, pero no vamos a estar donde haya dinero, es decir, donde haya un patrocinio de la industria, SEMG y Semergen no se van a sentar con Semfyc», explicó Antonio Fernández-Pro, que afirmó que todavía no saben «por qué Semfyc rompió la baraja».

En este sentido, el máximo representante de SEMG se refirió a «un punto de inflexión tremendamente serio: el aquelarre que se montó en el Congreso de Málaga con el tema de los Congresos sin humos y la relación con la industria de las sociedades. Nosotros tenemos la misma relación con la industria que el resto de sociedades del país. Nuestra relación con la industria se basa en la confianza mutua, en la transparencia y con los códigos éticos que tenemos, tanto con Farmaindustria, la industria en particular y las sociedades científicas».

Patrocinio de la industria

José Polo, José Luis Llisterri, Aurora García Lerín y Antonio Fernández-Pro

«El hecho de que Semfyc se haya posicionado como ‘Sociedad libre de la aportación y colaboración de la industria’, insinuando con esta acción que el resto de las sociedades científicas del país están ‘contaminadas’ al colaborar con la industria farmacéutica en la formación e investigación de los médicos (ya sea en congresos u otras actividades)» es algo que los representantes de las dos entidades presentes en el acto valoran como «grave».

«Consideramos que la participación de los médicos de Familia en estudios de investigación de calidad, promovidos por la industria farmacéutica, proporciona experiencia clínica, prestigio, crecimiento curricular y, además, es una oportunidad de inversión y ahorro de costes para el Sistema Nacional de Salud (SNS)», señalaron ambos ponentes.

«Visto lo visto, tanto Semergen como nosotros, cuando hacemos una actividad patrocinada la transparentamos, y queremos que Semfyc la transparente también», insistió Fernández-Pro. «Sin duda, y ante la situación precaria que vivimos en Atención Primaria, esto es lo que más nos preocupa, ya que desde Semfyc se han ido rompiendo unilateralmente todos los lazos que nos unen a las sociedades de Medicina Familiar y Comunitaria», expresó.

Compromiso roto

SEMG y Semergen consideran que «desde la llegada de la Junta Directiva actual de Semfyc, presidida por el doctor Salvador Tranche, los impedimentos y dificultades para trabajar de manera conjunta por el beneficio de la especialidad de Medicina de Familia han sido constantes». Según declaran, «los hechos se remontan al momento en que, de modo unilateral, la Junta Directiva actual de Semfyc rompió el compromiso para el proyecto de la Academia de Medicina de Familia en España. Esta importante iniciativa surgió en 2015 fruto de la colaboración de las tres sociedades».

Este proyecto se enmarcaba dentro de la «unidad de acción» que convinieron las tres instituciones en su momento para «que todo lo que tuviese que ver con la Primaria tuviese una sola voz» y que suponía una serie de «acuerdos para caminar juntos en la necesaria actualización de conocimientos dirigido a la recertificación y la creación de un mapa de competencias consensuado», argumentó José Luis Llisterri.

Mapa de competencias

Igualmente, la Sociedad de Medicina Familiar y Comunitaria se retiró de la negociación para el cierre del mapa de competencias de Medicina de Familia, «que estaban elaborando de manera conjunta desde hace cinco años las tres sociedades de Primaria y la Organización Médica Colegial (OMC), bajo el conocimiento del Ministerio de Sanidad. En la reunión, mantenida el pasado 20 de noviembre en la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME), un representante de Semfyc informó de la creación de un mapa de competencias para el médico de Familia independiente de lo consensuado, ignorando en esa reunión todo el esfuerzo y el trabajo conjunto realizado previamente», denuncian las dos organizaciones en cuestión.

Deslealtad

«La situación es urgente y grave: no se trata de otra deslealtad más, sino que es una deslealtad que tendría implicaciones con el conjunto de la especialidad de Medicina de Familia y de la profesión, ya que el Desarrollo Profesional nos implica a todos», determinaron Llisterri y Fernández-Pro, quienes dejaron claro que «las actuales dificultades y obstáculos que encontramos parten, únicamente, de decisiones que han adoptado desde la actual Junta Directiva de Semfyc, y no guardan relación con la situación que los socios de Semfyc, SEMG y Semergen, mantienen en el día a día».

Por otro lado, Llisterri recordó que «muchos de los representantes de Semfyc han ocupado durante muchos años, y siguen ocupando en la actualidad, cargos directivos y puestos de responsabilidad en las Consejerías y en los Servicios de Salud de las diferentes comunidades autónomas; gestores que, con sus decisiones, han llevado a la situación actual de crisis en la que se encuentra la Atención Primaria en nuestro país. Sin embargo, ahora se quieren presentar como los salvadores, obviando su responsabilidad en el tema y aprovechando su buena relación con el Ministerio de Sanidad».

«Nosotros nos dirigimos al presidente de Semfyc explicándole en que radicaba nuestro malestar. El presidente de Semfyc sabe lo que estamos diciendo aquí públicamente y no hemos recibido ninguna respuesta. La disarmonía entre las sociedades le da capacidad al político para decidir un criterio u otro, y eso es peligroso», expuso el presidente de SEMG. Por último, el máximo representante de Semergen indicó que pondrán en conocimiento de FACME esta situación.

Deja un comentario