Política y Sociedad Son seis millones, según informa el Consejo General de Enfermería

La mayoría de los españoles con incontinencia urinaria no accede a tratamientos efectivos

— Madrid 13 Mar, 2019 - 1:25 pm

Con motivo del Día Internacional de la Incontinencia Urinaria, que se celebra este jueves, 14 de marzo, el Consejo General de Enfermería ha comunicado que, según el Observatorio Nacional de Incontinencia, se estima que unos seis millones de personas en España padecen este problema y que la mayoría no accede a tratamientos efectivos al ocultar su condición por vergüenza o resignación.

Sin embargo, esta organización colegial resalta que «es difícil hablar de cifras exactas», ya que «más de la mitad, se estima que hasta cuatro millones, lo ocultan a pesar del grave impacto que supone en su calidad de vida». La incontinencia urinaria afecta a unos 400 millones de personas en todo el mundo. Si estas constituyeran la población de un país, este sería el tercero más grande del mundo, solo por detrás de China e India.

Si bien es más frecuente en la mujer y se asocia con el embarazo, la menopausia y el envejecimiento, la incontinencia urinaria puede afectar a ambos sexos en cualquier etapa de la vida. Tanto es así que los datos apuntan a que uno de cada cuatro varones sufrirá incontinencia a partir de los 40 años. Además del envejecimiento, el tamaño de la próstata, el cáncer de próstata y trastornos neurológicos, como el Parkinson y el Alzheimer, son las causas más habituales.

En cuanto al apoyo del personal de Enfermería, Mayte Pérez, quien es enfermera de Atención Primaria especializada en el manejo de la incontinencia urinaria, explica que “es muy importante nuestro acercamiento al paciente porque él, por sí mismo, no va a contar lo que le pasa».

Programa formativo para enfermeras

Para el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, “una enfermera bien formada contribuye a mejorar la calidad de vida de los pacientes con incontinencia urinaria y les ayuda a romper con ese aislamiento y pérdida de autoestima que sufren muchos de ellos». Pero, para ello, añade que «es necesario que se atrevan a hablar del problema y aquí, también, la enfermera, como profesional sanitario más cercano al paciente, es fundamental”.

Para conseguir este objetivo, esta corporación sanitaria y la compañía especializada en higiene, Essity, van a poner en marcha un programa formativo para dotar a las enfermeras de Atención Primaria, y otras áreas sanitarias que traten estos pacientes, de las competencias y habilidades necesarias para detectar los casos ocultos de incontinencia y prescribir el mejor tratamiento posible, que en todo caso deberá ser personalizado a las características de cada paciente.

Deja un comentario