Industria farmacéutica

Se realiza la tercera Reunión Detecta. Rechazo Humoral 2014

— Madrid 21 Mar, 2014 - 6:46 pm

Para tratar en profundidad los temas relacionados con el rechazo en todos los tipos de trasplante (renal, hepático, cardiaco y pulmonar), alrededor de 170 especialistas se reunieron mañana en Madrid con motivo de la “3ª Reunión Detecta. Rechazo Humoral 2014: Nuevos Datos & Nuevos Desafíos”; este encuentro científico, organizado por Astellas, cuenta con el aval de la Sociedad Española de Trasplantes (SET).

AstellasLas personas que reciben un trasplante deben recibir de por vida un tratamiento inmunosupresor para evitar el rechazo del órgano trasplantado. Abandonar esta terapia o no cumplirla correctamente, puede provocar la aparición de anticuerpos anti-HLA, que podrían ocasionar la pérdida de injerto. Por ello es esencial que las personas trasplantadas reciban una correcta dosis de inmunosupresión, algo que a veces no ocurre debido principalmente al incumplimiento terapéutico de los pacientes, pero también a la minimización excesiva de los niveles por parte de los especialistas, como se señaló en la Reunión Detecta.

La no adherencia al tratamiento es el factor más importante en el rechazo mediado por anticuerpos, una respuesta inmune que indica una mala evolución y pronóstico del trasplante. Sin embargo, el Dr. David Rush, Profesor de Medicina, Director del Programa de Trasplante Renal para Adultos (Universidad de Manitoba, Winnipeg, Manitoba, Canadá) añade que, en ocasiones, los médicos también minimizan excesivamente la inmunosupresión para evitar los efectos secundarios. “Con el afán de disminuir esos riesgos hemos disminuido demasiado la inmunosupresión y ha aparecido el problema del rechazo, sobre todo el tardío y el mediado por anticuerpos”, afirma el Dr. Rush. Según explica, “hay por lo menos 30% de los pacientes en los cuales la inmunosupresión es insuficiente, porque desarrollan anticuerpos”, señala.

Otro de los factores más importantes en el rechazo mediado por anticuerpos es el mismatch de los antígenos HLA de clase 2, que es causa de incompatibilidad entre el donante y el receptor. “Sabemos la disparidad al momento del trasplante, por eso sabemos el riesgo”, explica el Dr. Rush. En los pacientes con el factor de riesgo del mismatch, el Dr. Rush no es partidario de minimizar la inmunosupresión. “Por encima de eso, si el paciente muestra señales de no adherencia, como por ejemplo nivel bajo inmunosupresor, o desarrollo de un rechazo agudo celular, sabemos que tiene un riesgo aumentado, y en esos pacientes no debemos minimizar el tratamiento, sino al contrario”, señala.

Nuevos métodos de detección de anticuerpos

Los nuevos métodos para detectar los anticuerpos anti-HLA en los receptores de un trasplante pueden ser determinantes en la prevención del rechazo humoral. Hasta ahora estos métodos estaban relativamente limitados, ya que se trataba de pruebas en las que se enfrentaban los sueros de estos receptores contra los linfocitos del donante. “El seguimiento de si había respuesta por anticuerpos no era fácil”, apunta el Dr. Manuel Arias, presidente de la SET y jefe de servicio de Nefrología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander. Sin embargo, “desde hace unos años disponemos de unos métodos más complejos de determinación de anticuerpos más sensibles, tipo Luminex, y estos nuevos métodos han proporcionado la facilidad para estudiar mejor lo que pasa con estos anticuerpos después del trasplante”, asegura.

En la actualidad se están incorporando nuevos abordajes que centran el diagnóstico y detección de anticuerpos anti-HLA en la activación de los linfocitos B, productores de estos anticuerpos. “Se sabe que hay factores de activación de las células B, es decir, hay receptores específicos en la superficie de las células B, y toda la cadena de activación que se pone en marcha. Las últimas investigaciones apuntan a saber qué proteínas intermedias y qué receptores hacen que, ante un estímulo antigénico, se produzca la respuesta específica”, afirma el Dr. Arias. Estos avances están proporcionando las dianas terapéuticas que llevarán a un mejor control de la respuesta humoral, asegura.

 

 

 

Deja un comentario