Política y Sociedad Inicia con recogida de firmas

SATSE Madrid inicia una campaña para exigir la adecuación de las plantillas a los ratios de la OCDE

— Madrid 17 Nov, 2014 - 6:28 pm

El Sindicato de Enfermería, SATSE Madrid, ha puesto en marcha una campaña, que incluye la recogida de firmas en todos los centros asistenciales de la Comunidad de Madrid, para “exigir” que se doten adecuadamente las plantillas de enfermería, matronas y fisioterapeutas de los distintos centros “con el fin de adecuarlas al ratio existente en la Unión Europea y así poder proporcionar a la población cuidados de máxima calidad”.

9 SATSE LOGOLas plantillas de enfermería de los centros públicos de la Comunidad de Madrid sufren continuos recortes por la escasa –prácticamente nula– tasa de reposición del 10% para todas las categorías, lo que ha provocado la amortización de casi 1.000 plazas de profesionales enfermeros, según señalan desde SATSE Madrid. A ello hay que sumar una situación que ocurre diariamente en los hospitales del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) y que podemos denominar como recorte “virtual” de plantillas, dada la nula cobertura de las bajas y ausencias que se produce en el colectivo de enfermería y de otros profesionales del sector, agregan desde el sindicato.

Esta situación, como denuncia SATSE Madrid, “además de suponer un peligro para la seguridad del paciente, provoca un importante desajuste dentro de las unidades, donde profesionales de enfermería permanecen hasta 20 días sin librar y, en algunos casos, llegan al final del año con días de exceso de jornada sobre la legalmente establecida”.

Todo ello, explican, repercute directamente no sólo en el colectivo enfermero que presenta, en mayor medida, patologías asociadas a estrés, cansancio, imposibilidad de conciliar la vida familiar y laboral, etc., sino también en los usuarios que ven cómo se producen retrasos y demoras en los cuidados. Esta situación está provocando, incluso, al aumento de la desmotivación de los propios profesionales.

Recortes que no tienen lógica

SATSE Madrid afirma que “desde el punto de vista científico y económico, y desde el mismo sentido común, resultan inexplicables las medidas de recorte de plantillas de enfermería. Si lo motivos son exclusivamente económicos estamos permitiendo que se cometa un error que pagaremos en el futuro. Las consecuencias influirán en la salud de los ciudadanos y en su seguridad. Esta situación, añaden, nos preocupa a los enfermeros, que trabajamos a diario para preservar y procurar la mejor salud de la población siendo, a día de hoy, unas víctimas más de los recortes y del desempleo”.

Por todo ello, el Sindicato de Enfermería exige que se frenen estos recortes y se tengan en cuenta los ratios recomendados. Publicaciones del ámbito sanitario, como New England Journal of Medicine, y estudios de la British Association of Critical Care Nurses ponen de manifiesto la negativa repercusión de la disminución de los ratios enfermeras/pacientes: la mortalidad aumenta un 2% por turno cuando hay aumento de la carga de trabajo. Se produce, además, un aumento de las complicaciones iatrogénicas, de los errores humanos, de las tasas de infección, de las úlceras por presión, de las caídas, de las infecciones de heridas, de las neumonías y complicaciones pulmonares y un mayor riesgo de trombosis.

La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) recomienda un ratio de 9,4 enfermeras/ 1.000 habitantes, pero en nuestro país la media es de 5,5 enfermeras/1.000 habitantes o, lo que es lo mismo: si la media europea es de 940 enfermeras/100.000 habitantes, en nuestro país se sitúa en 550 enfermeras/100.000 habitantes, es decir, casi la mitad.

SATSE Madrid exige a la Administración que, además de adecuar las plantillas a la media europea, se cubran todas las ausencias desde el primer día, y nunca a costa del resto del personal de las unidades, y que se garantice un entorno laboral favorable para que los profesionales de enfermería puedan realizar su labor, centrándose en proporcionar los cuidados adecuados. Piden, además, que el acceso a los puestos de gestión, encargados de velar por estas condiciones óptimas, sea mediante convocatorias públicas manteniendo las premisas de igualdad, mérito y capacidad y que la tasa de reposición sea del 100%, no del 10% como es en la actualidad ni del 50% como ha anunciado recientemente el Gobierno central.