Política y Sociedad En la Oficina del Censo Electoral del INE

SATSE entrega más de 660.000 firmas de apoyo a la Ley de Seguridad del Paciente

El presidente del Sindicato de Enfermería (SATSE), Manuel Cascos, ha entregado este jueves, 3 de octubre, en la Oficina del Censo Electoral del Instituto Nacional de Estadística (INE), más de 660.000 firmas para que la Ley de Seguridad del Paciente, impulsada a través de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP), pueda ser debatida en el Congreso de los Diputados y, posteriormente, aprobada.

El máximo representante de esta organización sindical agradeció a “las múltiples asociaciones de pacientes, de consumidores, de usuarios, organizaciones internacionales de Enfermería, profesionales del sector y ciudadanos por solidarizarse de manera evidente con vídeos de apoyo a esta iniciativa”.

En concreto, SATSE detalló que se recogieron un total de 660.564 firmas de ciudadanos y profesionales sanitarios después de varios meses recabando apoyos en las calles, espacios públicos y centros sanitarios de todas las regiones, además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Además, Manuel Cascos destacó que “es la primera vez que SATSE se propone este ambicioso objetivo y, finalmente, se ha conseguido superar con creces las 500.000 firmas que la normativa obliga para que una ILP pueda verse en el Parlamento español”.

Diferencia entre regiones

En este sentido, el presidente de dicho sindicato señaló que “los pacientes que necesitan la Sanidad Pública y también la Privada requieren que la seguridad en su atención sanitaria y cuidados sea una garantía”. Así, recordó que “no es razonable que España, con 5,3 enfermeras por cada 1.000 habitantes, cuando la media en Europa es de 8,8, tenga, de alguna manera, desigualdad en la atención, que, además, también encontramos en nuestro propio país”.

Respecto a las diferencias entre comunidades autónomas, Cascos indicó que “no es lo mismo una atención sanitaria y cuidados, en cuanto a seguridad, en Navarra o Euskadi, que en Andalucía o Murcia. Es una situación que está polarizada. La atención sanitaria requiere de que los gobernantes y quienes tienen la capacidad para legislar se preocupen muy mucho de que sea exactamente igual, al menos en medios y recursos, la atención que reciben los pacientes y que no se ponga en riesgo su seguridad, qué es lo que está en cuestión”.

Tras la entrega de las referidas rúbricas, la Oficina del Censo Electoral tiene un plazo de 15 días para examinarlas y, posteriormente, remitirá a la Cámara Bajas la norma, si constata que las mismas cumplen con los requisitos exigidos. El máximo representante de SATSE subrayó que “aunque se ha procedido a la disolución de las Cortes Generales por la convocatoria de nuevas elecciones generales, la ILP se mantiene viva para ser debatida en la próxima legislatura.

Ante un “visto bueno”

Asimismo, Cascos manifestó su deseo para que “todos los grupos políticos que tengan representación parlamentaria en la próxima legislatura den su visto bueno a la norma y España pueda convertirse en el primer país europeo y uno de los primeros del mundo en contar con una ley estatal que establecerá una ratio segura de pacientes por cada enfermera, que es el único profesional cualificado que garantiza la atención y cuidados de manera ininterrumpida las 24 horas del día durante los 365 días del año”.

Según distintos estudios científicos nacionales e internacionales, el importante déficit de enfermeras conlleva que las complicaciones en el proceso de atención y cuidado aumenten e, incluso, haya más fallecimientos. De esta forma, el presidente de SATSE resaltó que “la infradotación de enfermeras conlleva un aumento del un 7 por ciento de la mortalidad en pacientes hospitalizados”.