Derecho Sanitario se le denegó el contrato que le correspondía en el hospital virgen de las nieves

La Justicia condena al Servicio Andaluz de Salud por discriminar a una médica embarazada

— Granada 17 Nov, 2020 - 11:55 am

La asesoría jurídica del Sindicato Médico de Granada se ha hecho eco de una sentencia, emitida por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo n. 2 de Granada, en la que se condena al Servicio Andaluz de Salud (SAS) por discriminación a una facultativa temporal por motivo de su maternidad, al denegarle el contrato que le correspondía “por la única razón de acabar de dar a luz a su hijo”.

“La médica venía prestando servicios en el Hospital Universitario Virgen de las Nieves, de Granada, con contratos temporales ininterrumpidos, desde diciembre de 2016, que se le iban renovando. Estando vigente el contrato desde el 1 de octubre de 2017 al 30 de noviembre del mismo año, la doctora dio a luz a su hijo el día 23 de octubre, por lo que solicitó al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) su correspondiente prestación por maternidad, lo que daba lugar al permiso por maternidad correspondiente hasta el 11 de febrero de 2018”, explica esta organización sindical.

Ante esta situación, “a la doctora tenía que serle renovado su contrato temporal (las renovaciones sistemáticas e ininterrumpidas venían sucediéndose desde diciembre de 2016). Sin embargo, el SAS, en lugar de proceder así, se limitó a expedirle una simple certificación de que se le reservaría el contrato una vez finalizase el permiso por maternidad (es decir, a partir de febrero de 2018), pero negándose a mantenerla como personal del SAS durante dicho permiso”, detalla este sindicato.

Esta decisión “provocaba un grave perjuicio económico a la facultativa, pues el SAS en las situaciones de permiso por maternidad ha de complementar la prestación del INSS con unas ‘mejoras‘ que incluyen la media de guardias realizadas en los tres meses anteriores. Igualmente, esta situación provocaba que la doctora no figurase en el periodo desde diciembre de 2017 a febrero de 2018 como personal del SAS, con todo tipo de consecuencias en cuanto antigüedad o valoración de experiencia profesional”, agrega esta organización médica.

Formalización del contrato

El Juzgado considera, en su sentencia, que la actuación del SAS “infringe lo previsto en la Ley Orgánica 3/07 y, particularmente, su art. 14.7, que dispone criterios generales de actuación de los poderes públicos en relación con la maternidad y su art. 58 en relación con la no discriminación de empleadas públicas por razón de embarazo, maternidad”; además de vulnerar “la Directiva europea 92/85/CEE”.

De esta manera, el citado fallo condena al SAS “a reconocer a la médica demandante su derecho a no ser discriminada en su situación laboral respecto de cualquier otro trabajador del SAS por el mero hecho de encontrarse en situación de permiso por maternidad” y le obliga “a que formalice el contrato con la doctora por el periodo del 1 de diciembre de 2017 al 11 de febrero de 2018 (fecha final de su permio de maternidad), debiendo el SAS reconocer ese periodo como efectivamente prestado a todos los efectos, así como el resto de derechos que se deriven de la formalización del contrato, incluidos los retributivos en los mismos términos contemplados para el resto del personal del SAS, incluida la mejora prevista por maternidad”.