Tecnología e Investigación Según los estudios de científicos del IDIS

El virus SARS- Cov-2 entró en España por la ciudad de Vitoria, en torno al 11 de febrero

— Santiago de Compostela (La Coruña) 17 Sep, 2020 - 3:56 pm

El virus SARS- Cov-2 entró en España por la ciudad alavesa de Vitoria, en torno al 11 de febrero, a través de la cepa genética B3a, según las conclusiones a las que han llegado científicos del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela (Iidis) y el jefe del Servicio de Pediatría del coruñés Hospital Clínico de Santiago de Compostela, el doctor Federico Martinón, en un artículo publicado en la revista Zoological Research.

Además, dicha investigación apunta que “el País Vasco es la comunidad autónoma con más probabilidades de albergar el origen de la pandemia en España, con un foco de expansión importante que tiene lugar entre los días 5 y 14 de aquel mes, así como entre el 16 y el 19 de marzo”. También, identifica las cinco cepas genéticas que explicarían el 90 por ciento de todos los incidentes en la base de datos de genomas, la práctica totalidad de los casos de la Covid-19 en el territorio español”.

Por otro lado, los investigadores del Idis explican que “A2a5, el segundo linaje más importante del virus en España, pudo originarse en Italia, el lugar donde surge su ancestro evolutivo, A2a, a su vez, el más importante a nivel mundial. Esta última llegaría a España a principios de marzo y rápidamente se hace fuerte en Madrid”.

Agente causal

En este sentido, los científicos argumentan que “muchos de estos linajes, ya sean los generados dentro de España, como los importados, pudieron ser exportados a otros lugares del mundo, como Inglaterra (B3a) o Sudamérica (B3a o A2a4, entre otras)”.

Este grupo de investigadores, liderado por el Idis, descifró el comportamiento del virus en el Estado. España representa uno de los grandes focos mundiales de la primera ola de la pandemia. Con la finalidad de entenderla desde el punto de vista del agente causal, el equipo de científicos analizó un total de 41.362 genomas, de los cuales 1.245 componen la muestra española. Este es el mayor estudio global llevado a cabo hasta la fecha en relación con la variabilidad genómica del SARS- CoV-2 en el mundo y el primero publicado en explorar la variación genética en España.