Política y Sociedad presentación de la estrategia nacional de vacunación en el consejo de ministros

Los usuarios y sanitarios de residencias serán los primeros en vacunarse de la Covid-19, en enero

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha informado de la presentación, en el Consejo de Ministros de este martes, 24 de noviembre, de la Estrategia Nacional de Vacunación contra la Covid-19, un plan que contempla cuatro grupos prioritarios en la primera etapa para la administración de la vacuna, que son, en primer lugar, “los residentes y el personal sanitario en esas residencias”; en segundo, “el personal sanitario de primera línea”; en tercer lugar, “el resto de personal sanitario y sociosanitario”, y, por último, “las personas con discapacidad que requieren medidas intensas y que no están institucionalizadas”.

“Estos cuatro grupos serán vacunados con las primeras vacunas. Pensamos que podemos empezar a vacunar en el mes de enero, cuando recibamos las primeras dosis”, aclaró Salvador Illa, que compareció junto a los ministros de Hacienda, María Jesús Montero, y de Justicia, Juan Carlos Campo.

Salvador Illa

El titular de la cartera sanitaria del Gobierno indicó que este Plan “fija una estrategia común de vacunación para nuestro país” y “han participado en su elaboración ocho comunidades autónomas, sociedades científicas, dos portavoces del Comité de Bioética, sociólogos, matemáticos, miembros de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitaria (CCAES) y del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII)”, entre otros profesionales.

El proyecto presentado en el Consejo de Ministros “persigue dos objetivos: controlar la morbilidad y mortalidad por Covid-19 y que estemos listos para vacunar desde el mismo momento en el que recibamos dosis de vacunas aprobadas. Además, hay cuatro objetivos operativos: establecer los grupos de población prioritarios, preparar los aspectos de logística, distribución y administración; establecer líneas para el seguimiento y evaluación de la vacunación, mediante un registro de vacunación y vigilancia farmacológica; y una estrategia de comunicación para el personal sanitario, por una parte, y para la población general, por otra”.

Tres etapas de priorización

Según Illa, los grupos que se van a priorizar responden a “un marco ético, donde prevalecen los principios de igualdad, dignidad, de derechos de las personas, de necesidad, de equidad, de protección a la discapacidad y al menor, de beneficio social, de reciprocidad y el de solidaridad”.

Así, se establecen “tres etapas de priorización en función de la disponibilidad de las dosis. La primera etapa, con un suministro inicial muy limitado de dosis, durante los meses de enero, febrero y marzo. Una segunda etapa, con un incremento progresivo de vacunas, entre los meses de marzo y junio. Y una tercera, con un aumento de dosis que permita cubrir a todos los grupos”, explicó el máximo responsable de la Administración sanitaria del Ejecutivo.

Grupos de población

“Se han definido 18 grupos poblacionales, en función de cuatro tipos de riesgo: el riesgo de morbilidad grave y mortalidad, el de exposición a la enfermedad, el de impacto socioeconómico y el de transmisión de la enfermedad. Sobre estos cuatro criterios, se han priorizado esos 18 grupos de población”, expresó el ministro de Sanidad.

“Los residentes y el personal sanitario y sociosanitario en residencias de personas mayores y personas con discapacidad serán los primeros grupos en vacunarse. Después, el resto del personal sanitario y grandes dependientes no institucionalizados. Esos serán los cuatro grupos de población que se vacunarán en la primera etapa, unas 2,5 millones de personas, con las primeras vacunas, que podemos empezar a administrar en enero”, detalló Illa, que declaró que los otros 14 grupos, correspondientes a las etapas segunda y tercera, “se darán a conocer oportunamente”.

En este sentido, el Ministerio de Sanidad comenta que “una vez se conozca la disponibilidad de dosis de la o las vacunas autorizadas y adquiridas, se acordará en el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), previa discusión en la Ponencia de Vacunas y Registro de Vacunaciones y en la Comisión de Salud Pública, la priorización final de la vacunación a determinados grupos de población”.

“La Estrategia de Vacunación de la Covid-19 pretende ser un documento vivo, ágil y flexible, que se irá actualizando a medida que vaya aumentando el conocimiento de los resultados de los ensayos clínicos que se están realizando con las vacunas candidatas, las características de las vacunas próximas a autorización en cuanto a la logística, almacenamiento y administración, así como detalles sobre la inmunidad generada tras la enfermedad”, señalan desde la cartera sanitaria del Gobierno.

Voluntaria y gratuita

El ministro de Sanidad confirmó que “se va a partir de la voluntariedad en la vacunación” y que esta será “gratuita, a través del SNS”. “El calendario de vacunas cuenta con 14 vacunas, la de la Covid-19 será la 15, con los mismo niveles de seguridad”, aseveró.

En cuanto a los contratos de la Unión Europea (UE) para la adquisición de vacunas contra la Covid-19, el titular de la Administración sanitaria del Ejecutivo anunció que “Europa ha cerrado el acuerdo con la compañía farmacéutica Moderna, que se suma a los acuerdos ya cerrados con las compañías Oxford-AstraZeneca, Pfizer-BioNtech, Johnson & Johnson, Sanofi-GSK y Curevac, estando pendiente de cerrarse el de Novavax”.

“Tres de estas siete vacunas están ya en proceso de revisión por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), en concreto las de Oxford-AstraZeneca, Pfizer-BioNtech y la de Moderna. Calculamos que, según las contratamos, que en España recibiremos 140.000 millones de dosis para inmunizar a unos 80 millones de ciudadanos, esto es más de la población de nuestro país, por lo que trabajamos para que el resto de países fuera de la UE puedan tener estas vacunas, según el principio de solidaridad”, matizó Illa.

El ministro de Sanidad informó de que el Consejo de Ministros autorizó “la adquisición de 20.873.941 dosis de la vacuna de Pfizer-BioNtech, que permitirá inmunizar a 10.400.000 ciudadanos”. Por último, aseguró que “no habrá dilación de tiempo desde que la EMA apruebe las vacunas hasta que lo apruebe la AEMPS, será inmediato”.

Falta de personal

Por su parte, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) advierte de que la Estrategia de Vacunación “requiere medidas urgentes de refuerzo de personal, ya que los centros de salud no están aún preparados para vacunaciones masivas”.

“Consideramos que será imposible llevar a cabo la Estrategia si el Gobierno no aporta a la Atención Primaria los equipamientos y medios necesarios para seguir, por ejemplo, la cadena de frío de entre -20 y -80º que requiere la vacuna y para garantizar que esta se mantiene en las condiciones idóneas”, señalan desde el sindicato. “A falta de conocer más detalles sobre los procedimientos para distribuir y mantener la vacuna en todo el país, afrontamos esta futura campaña contra la Covid-19 con mucha incertidumbre por la falta de personal generalizada y necesitamos unas directrices claras en los centros por parte de la administración sobre los criterios que se aplicarán”, añaden.