Política y Sociedad sanidad anuncia cambios en las definiciones de caso por el cambio de fase

Tres de cada cuatro sanitarios con Covid-19 son mujeres, pero afecta con más gravedad a los hombres

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), a través de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE), ha publicado, este miércoles, 6 de mayo, el ‘Informe sobre la situación de COVID-19 en personal sanitario en España’, el cual muestra que “el 76 por ciento de los profesionales sanitarios con Covid-19 son mujeres”, aunque, “a medida que aumenta la gravedad, existe un mayor porcentaje de hombres”.

Este estudio analizó “los 30.660 casos de Covid-19 en sanitarios notificados a la RENAVE hasta el pasado 4 de mayo”. Así, registra que la edad media de los profesionales afectados por la enfermedad es de 46 años en mujeres y 47 en hombres. Además, “los síntomas más frecuentes que han desarrollado estos trabajadores son tos, fiebre, escalofríos y dolor de garganta. Uno de cada tres pacientes ha presentado clínica digestiva, siendo más frecuente en mujeres que en hombres, al igual que la disnea y el dolor de garganta. La fiebre, en cambio, se ha repetido más entre los hombres”, detalla.

“Un 10,9 por ciento de los sanitarios con Covid-19 ha sido hospitalizado, un 16,5 por ciento ha desarrollado neumonía, un 1,2 por ciento ha requerido ingreso en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y un 0,1 por ciento ha fallecido. Los hombres presentan, frente a las mujeres, una mayor prevalencia de neumonía, enfermedades de base y un mayor porcentaje de hospitalización, admisión en UCI y ventilación mecánica”, constata la investigación.

Asimismo, el ISCIII destaca que “el 65 por ciento de estos profesionales presenta como antecedente epidemiológico de riesgo el contacto con personas con infección respiratoria y el 70 por ciento, el contacto estrecho con casos de Covid-19 probable o confirmado. Entre los ingresados en UCI, frente a los hospitalizados que no la han requerido, existe una mayor proporción de hombres. Según la información disponible hasta el momento, la letalidad de los casos de Covid-19 en personal sanitario notificado a la RENAVE es de 0,1 por ciento (35 casos)”.

Mayor edad y enfermedades previas

“A medida que aumenta la gravedad, existe un mayor porcentaje de hombres y de pacientes con enfermedad de base. La prevalencia de enfermedad de base es del 30 por ciento en los casos no hospitalizados, 50 por ciento en los casos hospitalizados, 66 por ciento en los casos ingresados en UCI y 82 por ciento en los fallecidos”, asegura este centro de investigación.

En definitiva, “los hombres, los pacientes de mayor edad y con enfermedades de base y factores de riesgo están más representados a medida que aumenta la gravedad”, concluye este Instituto. Por su parte, el Ministerio de Sanidad informa de que, a fecha de este 6 de mayo, “el número de profesionales sanitarios con positivo notificados al Centro de Coordinación de Alertad y Emergencias Sanitarias (CCAES) por parte de las comunidades es 44.758”.

Falta de protección

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) pone de relieve que el informe evidencia “la falta de medios de protección, que han dado como resultado el ingente número de profesionales contagiados. Sin embargo, las cifras que recoge dicho informe no coinciden con los datos de los que dispone este sindicato; según nuestras cifras a día de hoy se superarían los 45.000 contagios del personal sanitario, no los algo más de 30.000 que recoge el informe, aunque este no recoge los datos de Cataluña, sólo contempla los aportados a la RENAVE”, apunta.

También pone de manifiesto “las diferencias entre comunidades. Un dato destacable es que Andalucía es una de las que tiene menos contagio entre su población, y en cambio existe una alto nivel de contagio entre sus profesionales”, resalta el sindicato.

Últimos datos

Según los últimos datos aportados por la cartera sanitaria del Gobierno a las 11.30 horas de este 6 de mayo, España registraba un total de 220.325 casos confirmados de la Covid-19 por PCR, con 685 nuevos; 25.857 fallecidos, con 244 en las últimas 24 horas; y 126.002 infecciones resueltas, lo cual incluye los casos dados de alta y personas a las que se les realizó una prueba serológica y no se pudo evidenciar un momento de enfermedad.

Fernando Simón

Así, el director del CCAES, Fernando Simón, apuntó a un “descenso en el número de nuevos casos respecto a ayer”, si bien existe “una discrepancia en los datos en comparación con el día anterior”. “Damos datos diarios, para relativizar posibles retrasos, correcciones, etc. Esta discrepancia se debe a la corrección diaria que hace una comunidad autónoma por el retraso por parte de los laboratorios. Este tipo de cosas se estabilizarán en breve”, aseveró.

Cribados en los centros

Un dato que llama la atención es que, a pesar de notificar 685 casos nuevos en las últimas 24 horas, las cifras de la Administración sanitaria del Ejecutivo muestran, este 6 de mayo, 802 sanitarios positivos más que el día anterior. Fernando Simón explicó que esto se debe a que “se están haciendo cribados en los centros sanitarios a los profesionales. Muchos de los sanitarios que contabilizamos como nuevos son casos pasados o asintomáticos que se detectan ahora con estos cribados. Estos son casos considerados positivos, pero no se les puede situar en la línea temporal, por lo que no se incluye en el total de casos nuevos diarios”.

Sobre el momento de origen de la pandemia, este especialista confirmó que “desde que se hizo la primera notificación por parte de China, sabíamos que el virus circulaba, como mínimo, desde la primera semana de diciembre. Por tanto, la probabilidad de que, desde ese momento, el virus se propagara fuera de China, existe. También hay estudios en China que hablan de un inicio en noviembre”.

“Nuestro primer caso notificado fue el 31 de enero. es posible que llegaran casos infectados antes de febrero, pero no produjo un brote identificable. En España no se detecta nada raro en la curva de la epidemia de la gripe hasta finales de febrero”, continuó Simón.

Avance de la transición

Este especialista destacó que “es el ministro de Sanidad, Salvador Illa, el que decide si un territorio pasa de fase, a través de órdenes. No voy a dar nombres del equipo de 11 técnicos que trabaja en las propuestas de las autonomías, porque la presión que pueden sufrir por parte de la población y de los medios no les permite trabajar con suficiente libertad”.

Sobre el plan de detección precoz y testeo de casos en la Atención Primaria, dado que el objetivo es realizar pruebas a casos sospechosos ante los primeros síntomas, el director de Alertas anunció que “hay un documento, que estará disponible en breve, en el que se especifican las distintas definiciones de caso. Se busca cualquier síntoma compatible, el listado vendrá en el documento. Los nuevos casos serán de menos interés que los casos posibles, los indicadores van a cambiar y empezaremos a valorar aquellos que muestra correctamente como evoluciona la pandemia”.

Efecto de la nicotina

El Ministerio de Sanidad advierte de que “no hay evidencia científica que demuestre los supuestos efectos protectores de la nicotina frente a la Covid-19. Al contrario, los estudios que apuntan a ello, no tienen en cuenta los efectos perjudiciales del tabaquismo en la salud, que daña las vías respiratorias y el sistema inmunitario” y son investigaciones “muy preliminares que no han pasado por el proceso de revisión por pares, con lo cual hay que recibir sus conclusiones con cautela”.

Además, en los estudios difundidos “no se tienen en cuenta los efectos perjudiciales que produce la nicotina y el humo del tabaco en las vías respiratorias de los fumadores y en su sistema inmunitario, consecuencias sobre las que existe evidencia científica abundante. Sin embargo, sí existen investigaciones que demuestran una peor evolución de la Covid-19 en pacientes fumadores y que indican que fumar conlleva un riesgo 133 veces mayor de desarrollar una forma grave de los síntomas que en personas no fumadoras”, alerta la cartera sanitaria del Gobierno, que recuerda una serie de recomendaciones sobre vida saludable en relación con el tabaco y productos relacionados.

Más de 1,4 millones de test

El Gobierno asevera que, a través del Ministerio de Sanidad, “ha distribuido en la última semana más de 1,4 millones de test rápidos de detección de anticuerpos entre las comunidades autónomas. En total, desde que comenzó la crisis de la Covid-19, el Ejecutivo ha puesto a disposición de las comunidades un total de 4.214.724 unidades de estas prueba”.

Estos test rápidos forman parte de la compra de cinco millones de unidades adquiridas por la cartera sanitaria de la Administración, “cuya entrega se completará en los próximos días. En este reparto también están incluidas partidas procedentes de donaciones”.

1 Comentario

  1. Isidoro Jiménez Rodríguez says:

    ESTUDIO DE SANITARIOS INFECTADOS: OTRA
    “TOMADURA DE PELO” MAS.
    La presente crisis sanitaria está dejando bien a las claras la facilidad del Estado para manipular las estructuras de tipo médico. O lo que es lo mismo a nuestra gestión y administración sanitaria.
    Para un servidor resulta lamentable como se puede llegar a politizar y manejar el Instituto de Salud Carlos III y su Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Y considero engañar el dar la información a medias u ocultar parte de la misma.
    Uno siente vergüenza agena al intentar buscar en el informe señalado datos relativos a las distintas profesiones sanitarias, y observar que estos “brilla por su ausencia”.
    Y no dudo que carezcan de interés las tablas y esquemas sobre el sexo o la edad de los infectados; sus antecedentes, el tipo de atención recibida, la letalidad… Pero evidentemente tales datos se quedan muy devaluados sino se asocian con las personas reales en que se basan. En nuestro caso los diferentes profesionales sanitarios.
    Y todo ello me lleva a considerar que en nuestra administración (médico) sanitaria pueda sobrar mucha “ciencia” (galénica), pero de sentido común no llegan ni a un aprobado.