Farmacia

Sanidad y Farmacéuticos de Baleares prorrogan un año más el programa de sustitución de opiáceos para drogodependientes

— Palma de Mallorca 24 Jun, 2014 - 5:49 pm

La Consejería de Salud y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de las islas Baleares han firmado una prórroga del convenio de colaboración entre ambas entidades con un coste de 61.000 euros con el fin de que las oficinas de farmacia dispensen metadona a personas con problemas de adicción a opiáceos.

Baleares La prórroga del acuerdo para el año 2014 fue suscrita por el consejero de Salud, Martí Sansaloni, y por el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos, Antoni Real. A la firma del convenio asistió también el director general de Salud Pública y Consumo, Rafael Santiso. El objeto de este convenio es facilitar el tratamiento con opiáceos de las personas dependientes que están incluidos en el programa de dispensación de metadona a través de las oficinas de farmacia. Durante el 2013 fueron 34 las oficinas de farmacia, 374 las personas incluidas en este programa y 32.013 el total de dosis dispensadas.

La eficacia de este programa ha quedado demostrada a lo largo de los 15 años en los que viene desarrollándose. Por un lado, los tratamientos con metadona se han demostrado eficaces en cuanto a la reducción del consumo de opiáceos ilegales, la mortalidad prematura y la reducción de las conductas de riesgo relacionadas con la utilización de jeringuillas. Por otro, su dispensación en oficinas de farmacia permite que las personas con problemas de dependencia puedan obtener este sustitutivo en un establecimiento sanitario, cercano y accesible que facilita la normalización y la integración social del individuo en su entorno.

Los tratamientos sustitutivos con opiáceos únicamente se pueden realizar por centros o servicios sanitarios debidamente acreditados. En Baleares, donde hay casi 2.000 personas en este programa, la metadona se puede dispensar en los CAD (Centro de Atención a Drogodependientes), centros de tratamiento gestionados por Proyecto Hombre, Metabús y en oficinas de farmacia. Estas últimas, por su distribución y proximidad a los ciudadanos constituyen un elemento idóneo para colaborar en el programa y ayudar a la normalización e integración de las personas dependientes.

La Consejería abonará 1,88 euros por el tratamiento diario de cada paciente, por un total de 61.000 euros con cargo a los Presupuestos generales. Y, por su parte, las oficinas de farmacia mantendrán siempre informado al equipo facultativo del centro prescriptor a quien comunicarán puntualmente cualquier incidencia observada en los pacientes asignados y actuarán como agentes de salud.