Política y Sociedad análisis de ambos servicios

Sanidad Pública o Privada, ¿es mejor combinarlas?

— Madrid 7 Abr, 2021 - 10:48 am

Muchos servicios de salud pertenecen a entes gubernamentales para garantizar que la población obtenga atención médica a través de sus programas o centros sanitarios, mientras que otros funcionan de manera independiente. Escoger entre Sanidad Pública o Privada puede ser difícil y surge la duda sobre si es mejor combinarlas, en este artículo se analizan ambos servicios para tomar una decisión acertada.

¿En qué consisten?

Ante la disyuntiva que supone optar por uno u otro servicio de Sanidad, es esencial conocer cómo funciona cada uno de ellos para establecer sus fortalezas y debilidades, la toma de una decisión acertada requiere la mayor información posible.

Sanidad Pública

Es un servicio destinado a atender al público a través de una serie de programas, sistemas de prevención y centros de asistencia médica para garantizar la salud de forma gratuita. Su funcionamiento depende directamente del Estado, quien también se encarga de su administración.

En España, al igual que en otros países del mundo, los ciudadanos tienen derecho a recibir asistencia sanitaria pública en cualquier hospital o centro de salud luego de pedir tarjeta sanitaria, un documento personal que representa su credencial intransferible, con la cual tienen completo acceso a este servicio.

Sanidad Privada

Cuando los servicios de asistencia médica son proporcionados por entidades diferentes a las gubernamentales, como es el caso de las empresas privadas, se trata de un sistema de salud ofrecido a cambio de dinero.

La Sanidad Privada brinda servicios y planes de salud adquiribles de forma voluntaria y previo acuerdo en función de las expectativas y posibilidades del paciente, quien recibe atención médica según el aporte económico que está realizando.

Bajo esta modalidad también puede adquirirse un seguro por contrato, que no es visto dentro del campo legal como un sistema de seguridad social, pero también garantiza el acceso a la atención médica necesaria ante cualquier eventualidad.

¿Qué es más conveniente, la Sanidad Pública o Privada?

Si bien es cierto que en muchos países la asistencia sanitaria pública es un derecho, se sabe estadísticamente que tras un incremento en la demanda de este sector y gracias al aumento del poder adquisitivo de muchas personas, la Sanidad Privada ha estado siendo más solicitada y en consecuencia los servicios ofrecidos por ella se han incrementado considerablemente. Pero, ¿a qué se debe esto?

Siendo que la Sanidad Pública se mantiene con el dinero recabado a través de impuestos y otras retenciones legales, con lo cual se cubre el sueldo de los empleados sanitarios, al igual que el financiamiento de todos los centros médicos u hospitalarios, prácticamente todos los recursos son agotados por completo en la prestación del servicio a la mayor cantidad de usuarios posibles y pasan desapercibidos otros elementos como la atención personalizada, el lujo y el confort.

Por su parte, la Sanidad Privada obtiene ingresos mediante el pago directo realizado por los beneficiarios del servicio y esto le permite destinar una mayor cantidad de recursos a mejorar la calidad de atención proporcionada, la cual puede ser individualizada y adaptada a las necesidades particulares de cada usuario.

A pesar de esto, siguen siendo dos alternativas que deben analizarse para determinar cuál se ajusta mejor a tus necesidades y el presupuesto que tienes disponible para hacer frente a este tipo de situaciones imprevistas.

Necesariamente se debe puntualizar que los servicios de salud pública son gratuitos, en tanto que los privados dependen de la cobertura elegida por cada persona cuando de seguros de salud se trata o del monto establecido para la realización de una determinada consulta.

Tus condiciones financieras y estado de salud serán determinantes en la elección del servicio más conveniente. Si cuentas con un presupuesto ajustado lo más adecuado será optar por los servicios gratuitos de la sanidad pública, pero si puedes permitirte pagar un poco más, quizá prefieras optar por una atención más personalizada en la Sanidad Privada.

No obstante, existen otros aspectos relevantes que podrían influir en tu decisión, como los relativos a los beneficios de cada uno de estos sistemas.

Beneficios de Sanidad Pública vs beneficios de Sanidad Privada

Se han venido destacando algunas diferencias entre ambos servicios relacionadas con el aspecto económico, pero existen otros aspectos que merecen tu atención antes de tomar una decisión, como el hecho de que en los servicios públicos compartes habitación con otros pacientes, mientras que en los privados cuentas con comodidad y completa intimidad.

Por otro lado, existen circunstancias de salud que no permiten disponer de tiempo para esperar a ser atendido, algo que es frecuente en el caso de las intervenciones quirúrgicas. Si no representa una emergencia, a pesar de que te sientas mal, en la Sanidad Pública debes esperar turno dentro en una larga lista; pero en la Sanidad Privada puedes programar tu cirugía de inmediato, solo debes disponer del dinero necesario para cubrir el gasto.

Las citas para asistir a una consulta suelen implicar el mismo problema, generalmente debes esperar el doble de tiempo en los centros de atención pública, a diferencia de los privados.

No obstante, cuando se trata de enfermedades prolongadas que ameritan una larga temporada de hospitalización, los servicios de sanidad pública son ideales, considerando que los privados pueden consumir todos tus ahorros y acabar por remitirte a un servicio de Sanidad Pública sin haberte curado.

En definitiva, los servicios médicos públicos son indispensables, tienes derecho a acceder ellos con tan solo solicitarlos mediante tu tarjeta sanitaria o datos personales, mientras que los privados pueden requerir que cuentes con un seguro que deberás pagar mensualmente y es posible que te cobren cada una de las consultas que realices de forma adicional.

Algunas personas prefieren emplear ambas alternativas en función de la gravedad de su estado de salud. Para consultas frecuentes y de mantenimiento, asisten a los servicios de Sanidad Pública, pero en caso de emergencias optan por la atención rápida de los servicios privados.

Ahora que conoces las fortalezas y debilidades de ambos servicios, podrás determinar el más conveniente para ti de forma oportuna. Sin embargo, piensa que lo importante en este caso es que siempre contarás con los servicios médicos a los que tienes derecho como ciudadano y son proporcionados por el gobierno de tu país.