Política y Sociedad De cara a la Navidad y debido a los datos de incidencia acumulada

Sanidad plantea el nuevo ‘semáforo’ Covid-19 para frenar la transmisión del virus

La Comisión de Salud Pública del Ministerio de Sanidad ha planteado. este martes, 23 de noviembre, los detalles del documento que recoge la actualización con las acciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de la Covid-19, lo que se conoce como ‘semáforo‘, para frenar el avance del virus, dados los últimos datos de incidencia acumulada, que se sitúa en 132,9 puntos en los últimos 14 días y de cara a la celebración de la Navidad.

En este informe, al que tuvo acceso Acta Sanitaria, se recoge que “la situación epidemiológica actual, con un marcado descenso de la proporción de casos graves y de la letalidad, en un contexto con altas coberturas de vacunación, ha motivado la revisión de este documento y justifica una revisión al alza de los umbrales de los indicadores de incidencia de la enfermedad, así como una flexibilización de las medidas no farmacológicas recomendadas, especialmente en el caso de los niveles de alerta 1 y 2”, es decir, los de riesgo bajo y medio.

Los indicadores, niveles y medidas propuestas en este nuevo texto “serán de referencia tanto en escenarios de aumento de riesgo de transmisión como en escenarios de reducción del mismo, garantizando una coordinación suficiente entre territorios, sin que obste, en ningún caso, a las Administraciones de las comunidades autónomas a tomar las medidas complementarias que consideren adecuadas”, indica la cartera sanitaria del Gobierno.

Según la tabla mostrada con indicadores de valoración de riesgo, en la actualización de medidas para frenar la trasmisión de la Covid-19, se considera riesgo medio de contagio una incidencia acumulada de 100 a 300 casos confirmados por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días; riesgo alto, entre 300 y 500; y muy alto, cuando las cifras sean superiores a 500.

Hostelería y ocio

En este contexto, “se establece, además, que, para bajar del nivel de alerta 1 al nivel al nivel de circulación controlada, es necesario que, al menos, cuatro de los cinco indicadores del Bloque I y todos los del Bloque II estén por debajo del valor mínimo”, muestra el texto actual, en relación con la información recogida sobre evaluación del nivel de trasmisión (Bloque I) y el nivel de utilización de servicios asistenciales por la Covid-19 (Bloque II).

Para el Ministerio de Sanidad, sigue siendo “fundamental”, las medidas básicas de higiene y prevención y el resto de las incluidas en la Ley 2/2021, de 29 de marzo, “continúan siendo de obligado cumplimiento mientras siga vigente, así como aquellas recogidas en normativa autonómica vigente”.

Por ello, se establece que “la utilización de mascarilla en interiores y la distancia física son dos de los elementos clave en la prevención. Estas medidas se deben aplicar independientemente del nivel de alerta en el que se encuentre un territorio, incluso cuando se encuentre en un nivel de circulación controlada de la transmisión”.

Medidas clásicas

Entre las medidas de carácter general, la Administración sanitaria del Ejecutivo central sostiene que se debe “mantener distancia interpersonal y el uso obligatorio de mascarilla en el espacio público salvo las excepciones previstas en el Real Decreto-Ley 21/2020; prohibición de fumar en terrazas; prohibición de comer y beber en espacios públicos cuando no sea posible mantener la distancia de seguridad y fuera del GCE; y en todos los ámbitos interiores, se debe garantizar una ventilación adecuada”.

En los ámbitos en los que se desarrollen actividades en interior y pueda garantizarse un uso continuado de la mascarilla, el Ministerio de Sanidad establece, para un nivel uno de alerta, que “en cines y otros espacios cerrados donde se permita el consumo de bebidas y comida, el aforo será de un máximo de 50 por ciento y la distancia interpersonal de 1,5 metros”.