Política y Sociedad el líder del pp, pablo casado, indica que no apoyará la prórroga del estado de alarma

Sanidad lanza la estrategia de detección precoz de Covid-19 con el refuerzo de la Atención Primaria

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado que en la tarde de este lunes, 4 de mayo, la celebración de una reunión interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) para valorar “la nueva estrategia de diagnóstico precoz de Covid-19 que vamos a poner en práctica en esta fase de transición a la nueva normalidad”, para la cual es necesario “reforzar los servicios de Atención Primaria”.

“El plan de transición incluye, entre otras, la necesidad de reforzar la identificación y contención precoz de fuentes de contagio, en este apartado se incluye la nueva estrategia, adaptada a esta fase para el diagnostico precoz. Para ponerla en práctica, va a ser necesario reforzar las capacidades asistenciales de las comunidades, reforzando los servicios de Atención Primaria, que deberán disponer de suficiente capacidad de testeo a través de pruebas de PCR para poder identificar y realizar una vigilancia, a través de los centros de salud, de aquellas personas que hayan dado positivo”, insistió Salvador Illa.

Salvador Illa

Asimismo, Illa constató que las personas ya recuperadas de la enfermedad suponen “más de un 60 por ciento de los casos de contagio activo”. “Esta semana, tenemos el objetivo de que los incrementos de nuevos casos sean inferiores al 1 por ciento”, destacó.

En este sentido, el titular de la Administración sanitaria del Ejecutivo constató que “el estado de alarma funciona de forma eficaz” y que “la transición es una fase muy compleja para la cual es indispensable disponer del estado de alarma. Mejor no hacer experimentos que nos pueden llevar al caos”.

Datos de seroprevalencia, esta semana

Illa confirmó que el Ministerio de Sanidad espera “tener datos del estudio de seroprevalencia a finales de esta semana” y, sobre la cantidad de profesionales sanitarios contagiados, estableció que se está “intentando analizar y detallar cómo se descomponen las cifras”.

Así, según los últimos datos aportados por la cartera sanitaria del Gobierno a las 11.30 horas de este 4 de mayo, España registraba un total de 218.011 casos confirmados de la Covid-19 por PCR, con 356 nuevos; 25.428 fallecidos, con 164 en las últimas 24 horas; y 121.343 personas recuperadas, de las cuales 2.441 son nuevas. Además, informa de que “el número de sanitarios con positivo es 43.325”.

Los datos reflejan que la Administración de la Comunidad de Madrid notificó, únicamente, un nuevo contagio, lo cual al director del Centro de de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad (CCAES), Fernando Simón, le “sorprende”, por lo que afirmó que “se está hablando con el equipo de Madrid, porque es posible que el efecto de retraso del fin de semana tenga que ver”.

Fernando Simón también enfatizó que el incremento en el número de casos nuevos “es del 0,16 por ciento respecto al de ayer, es decir, la cifra más baja desde hace casi dos meses”. No obstante, “se están recuperando datos de pacientes que presentaron síntomas hace varias semanas, son pacientes antiguos, y esto hace que algunos datos haya que valorarlos de manera distinta”, matizó.

El riesgo de rebrote

A pesar de la “buena evolución” valorada por el director del CCAES, que se observa en el hecho de que “los casos de la última semana suponen un 9,7 por ciento de los casos de los últimos 28 días, que son dos periodos de incubación”, esto “no elimina el riesgo de rebrote”.

“Las comunidades deben identificar a cada caso sospechoso y hacer seguimiento a sus contactos. Además, están desarrollando mecanismos para que los tiempos de notificación se reduzcan (que, hasta ahora, eran de hasta entre 10 y 15 días), el objetivo sería que fuera, como máximo, de 48 horas, y los retrasos que ha habido antes no se den en la fase de transición”, indicó Simón.

Fernando Simón

Para “garantizar que, en el momento en que se transite de una fase a otra, las comunidades están preparadas”, estos esfuerzos de notificación deberán aplicarse al registro de “número de casos posibles, porcentaje de ellos en los que se hace diagnóstico, cuántos se quedan en aislamiento, etc.”, describió este especialista.

Con respecto a las regiones que ya enviaron solicitudes para pasar a la fase 1 de la desescalada el lunes, 11 de mayo, Simón aseveró que “esta mañana habían llegado las solicitudes para una parte de Baleares y una parte de Canarias. Irán llegando, entre hoy y el miércoles, el resto que estén en condiciones, pero que se pueda mandar la solicitud no implica que se tenga que hacer. Se tiene que hacer una evaluación técnica para avanzar de fase. Si alguna quiere pasar a la fase 1 dentro de dos semanas, tiene margen para hacerlo”.

Nueva solicitud en el Congreso

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, que compareció junto a Illa, comunicó que, de cara a la solicitud que el Gobierno hará este miércoles, 6 del mismo mes, de una nueva prórroga de 15 días del Estado de Alarma, al Congreso de los Diputados, el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, mantuvo una reunión con el líder del Partido Popular (PP), Pablo Casado, en la que este último “dio a entender que no va a apoyar la prórroga”. “Interpretamos que no lo va a hacer. No creo que vaya de farol. Nos da igual si, al final, se abstiene, porque una abstención equivale a un no en este caso”, expresó el ministro, que hizo un llamamiento al PP “para que no se deje arrastrar por los bulos de otros partidos” e insistió en que “no hay alternativa eficaz al estado de alarma”.

Por otra parte, José Luis Ábalos confirmó que desde el Departamento que lidera trabajan para una “redefinición de un sistema de transporte seguro, dado el incremento de la movilidad que conlleva la transición, que se vera especialmente reflejado en grandes ciudades”. También, apeló al carácter “esencial” de medidas como el teletrabajo y la flexibilización de horarios.

Mascarillas obligatorias

La secretaria general de Transportes, María José Rallo, constató “un aumento moderado y esperable de la movilidad”. Igualmente, recordó que este 4 de mayo comenzó la fase 0 en la mayor parte del país, por lo que ya “es obligatorio el uso de mascarilla en el transporte público”, según la Orden del Ministerio de Transportes en todo tipo de transporte público. Por ello, “el Gobierno, a través de las Delegaciones y Subdelegaciones y en colaboración con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y entidades sociales, reparte desde primera hora 14,5 millones de unidades de mascarillas”.

“En los vehículos de turismo particulares podrán viajar dos personas por cada fila de asientos, siempre que usen mascarillas y respeten la máxima distancia posible entre ocupantes”, explicó María José Rallo. “En el caso de transporte en autobús y en ferrocarril, la ocupación máxima se fija en el 50 por ciento”, concretan desde el Ministerio de Transportes.

Fernando Simón y María José Rallo

Comercio minorista

El inicio de la fase 0 también conlleva diferentes medidas destinadas a flexibilizar determinadas restricciones en materia de comercio minorista, hostelería y restauración, incorporadas en la Orden del Ministerio de Sanidad sobre el tema. Así, a partir de este 4 de mayo, “podrán reabrir al público aquellos locales y establecimientos del comercio minorista y de servicios profesionales que garanticen el cumplimiento de una serie de condiciones que permitirán compatibilizar esta reapertura con las medidas higiénicas adecuadas”, informa el Gobierno.

“Las actividades de hostelería y restauración podrán realizarse, además de mediante el servicio de entrega a domicilio ya permitido, mediante la posibilidad de recogida por el cliente en el establecimiento, quedando prohibido el consumo en el interior de los establecimientos. El cliente deberá realizar el pedido por teléfono o en línea y el establecimiento fijará un horario de recogida del mismo, evitando aglomeraciones. Los establecimientos solo podrán permanecer abiertos al público durante el horario de recogida”, detalla el Ejecutivo.

Los locales de menos de 400 metros cuadrados podrán abrir al público “siempre que haya un único cliente por cada trabajador, sin zonas de espera en el interior” y deberán establecer “un horario de atención preferente para mayores de 65 años, que deberá hacerse coincidir con las franjas horarias para la realización de paseos y actividad física de este colectivo”. Lo dispuesto en este capítulo no será de aplicación a las actividades y los establecimientos y locales comerciales minoristas con apertura al público permitida de acuerdo con el Real Decreto del 14 de marzo, manifiestan desde la Administración.

Alivio en otros ámbitos

Esta fase 0 también implica “el retorno a los entrenamientos de los deportistas profesionales y federados, de manera individual” y que “las ligas profesionales podrán desarrollar entrenamientos básicos en sus centros de trabajo”. Ademas, los archivos pueden reabrir sus puertas y prestar servicios al público, “preferentemente por vía telemática, no obstante, cuando sea absolutamente imprescindible, los ciudadanos podrán solicitar la consulta presencial con cita previa”, explica el Gobierno.

También “se amplía la posibilidad de hacer obras en viviendas y locales o en otras zonas delimitadas no habitadas, así como en las que no tengan acceso los residentes”, tal y como lo recoge la Orden pertinente.

Islas en la fase 1

Las islas de La Gomera, El Hierro y La Graciosa, en Canarias; y Formentera, en Baleares, pasaron directamente a las fase 1 este 4 de mayo. Entre las medidas que entraron en vigor en estas islas se encuentran “la posibilidad de reunión de grupos sociales reducidos de un máximo de 10 personas guardando las distancias interpersonales y medidas higiénicas” y “se permite el uso compartido de vehículos privados limitado a un conductor y un ocupante, que deberá ir en la parte trasera, menos en el caso de las personas que residan juntas que no tendrán limitación alguna”, comunican desde La Moncloa.

Igualmente, “se autorizan los velatorios con un límite máximo de 15 personas en espacios al aire libre y 10 en espacios cerrados” y “la asistencia a lugares de culto estará permitida siempre que no se supere un tercio de su aforo”, expone el texto. En los locales comerciales minoristas, con una superficie de hasta 400 metros cuadrados, “se elimina la cita previa, aunque se debe tener un aforo máximo del 30 por ciento y establecer un horario con servicio de atención prioritario a las personas mayores de 65 años”, continúa el Ejecutivo.

Por su parte, “las terrazas de los establecimientos de hostelería y restauración deberán funcionar al 50 por ciento de su capacidad asegurando que mantienen, al menos, dos metros de distancia entre mesas. La limpieza y desinfección de las mesas y sillas, así como de cualquier otra superficie deberá hacerse entre un cliente y otro”, argumenta el Gobierno central.

Cogobernanza con las comunidades

El pasado 3 de mayo fue publicada la Orden por la que se regula el proceso de cogobernanza con los Gobierno de las comunidades autónomas y las ciudades de Ceuta y Melilla para la transición hacia una nueva normalidad. Dicha norma “establece que la decisión sobre el avance o retroceso de los diferentes territorios a las distintas fases será un proceso flexible, de permanente diálogo y que se aplicará bajo los principios de absoluta colaboración y cooperación entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades”, confirman desde La Moncloa.

Pedro Sánchez

Las solicitudes para avanzar en las fases de la desescalada “deben contener un análisis sobre la fase en la que está el territorio en ese momento, una descripción de las medidas a adoptar y las fechas propuestas para su entrada en vigor. Será, entre otros, requisito imprescindible para la toma en consideración de la propuesta disponer o tener acceso o capacidad de instalar, en un plazo máximo de cinco días, entre 1,5 y dos camas de cuidados intensivos y entre 37 y 40 camas para enfermos agudos por cada 10.000 habitantes”, describe el Ejecutivo.

“Cabe destacar que durante, todo el proceso de desescalada, las comunidades deberán garantizar la disponibilidad de profesionales sanitarios. No se recomienda un número inferior al existente en la fecha de entrada en vigor del Real Decreto 476/2020, de 27 de marzo, por el que se prorroga el estado de alarma, aunque sí será necesaria la reorganización de acuerdo con las prioridades de esta fase de transición”, añade el Gobierno.

Cuando dio cuenta de esta Orden en la octava videoconferencia de presidentes de Ejecutivos autonómicos, Pedro Sánchez también anunció “un Fondo de Reconstrucción de 16.000 millones de euros para el conjunto de las comunidades y para que ningún territorio se quede atrás en la recuperación” y “la aprobación en el Consejo de Ministros del martes, 5 de mayo, de la movilizacion del tercer tramo de la línea ICO. Un total de 24.500 millones para créditos a empresas al 50/50 que beneficiará a las pymes, autónomos y al conjunto de las empresas”, señalan desde la Secretaría de Estado de Comunicación.

Nuevas publicaciones

Aparte de las citadas normas, el Ministerio de Sanidad también publicó un documento de preguntas y respuestas de cara al proceso de transición, además de la Orden sobre las condiciones en las que se puede realizar actividad física no profesional al aire libre y otra sobre la realización de actividades no profesionales de cuidado y recolección de producciones agrícolas.

El Ministerio de Consumo, lanzó, por su parte, una guía con un conjunto de recomendaciones a tener en cuenta por la población a la hora de comprar mascarillas en un establecimiento durante el periodo de desescalada.

Plan de Estabilidad

El pasado 1 de mayo, la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos actualizó el Programa de Estabilidad 2020-2021 y el Programa Nacional de Reformas de 2020 para su remisión a la Comisión Europea. El Programa de Estabilidad recoge el escenario macroeconómico para 2020 y 2021 apoyado en la última información económica y sanitaria disponible y consistente con el escenario epidemiológico que sirve de base al plan de desescalada y reactivación de la economía.

Entre otros asuntos, esta iniciativa presenta un impacto “muy elevado en el corto plazo y una vuelta a la normalidad progresiva. Así, se estima una caída del Producto Interior Bruto (PIB) del 9,2 por ciento en el conjunto del año y una importante recuperación en 2021, con una tasa de crecimiento prevista del 6,8 por ciento. Se prevé que la tasa de paro se sitúe en el 19 por ciento en 2020, para reducirse en 2021 hasta el entorno del 17 por ciento”, apunta el Gobierno.