Política y Sociedad sentencia que insta a Sanidad a escuchar las alegaciones de esta compañía

El Ministerio debe dar audiencia a Novartis ante la negativa a publicar criterios de financiación de Kymriah

— Madrid 30 Jun, 2020 - 1:43 pm

Las organizaciones implicadas en la campaña ‘No es Sano’ han informado de que el Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Madrid “acaba de hacer pública” una sentencia en la que establece que el Ministerio de Sanidad “debería haber dado audiencia” a la compañía farmacéutica Novartis para conocer sus alegaciones dentro del proceso por el que la citada campaña exigió que se hicieran públicos ciertos datos sobre la financiación del fármaco Kymriah.

Los hechos se remontan a octubre de 2019, cuando este laboratorio “recurrió a la Justicia para intentar impedir que el Ministerio de Sanidad hiciera públicos los criterios terapéuticos y económicos que justificaban la aprobación y la fijación del precio de Kymriah, un novedoso tratamiento —dentro de las inmunoterapias celulares (CAR-T)— que ronda los 320.000 euros en España”, explica ‘No es Sano’.

Este medicamento trata la leucemia linfoblástica aguda (LLA), un tipo de cáncer de la médula ósea y de la sangre que afecta especialmente a niños y jóvenes menores de 25 años. “Es la primera terapia de este tipo que fue aprobada en España”, agrega esta plataforma.

Ahora, el juez, en esta sentencia, señala “un defecto de forma en el proceso” e insta a la cartera sanitaria del Gobierno a “dar marcha atrás y dar audiencia a Novartis a efectos de que pueda formular las alegaciones que estime procedentes a su derecho” antes de aceptar o denegar la petición de ‘No es Sano‘ sobre el acceso a la información correspondiente.

Intereses comerciales

Esta campaña, que espera que el Ejecutivo “cumpla la sentencia”, celebra “que el juez no se haya decantado a favor de impedir el acceso a la información, como pedía la compañía, aludiendo a la protección de sus intereses comerciales, y lo haya atribuido a un defecto de forma en el proceso”. Además, espera que la Administración sanitaria “cumpla con la sentencia y, una vez que haya dado audiencia a Novartis, continúe el proceso y se haga pública la información solicitada”.

Las organizaciones que conforman ‘No es Sano’ recuerdan que “es fundamental que se sigan dando pasos en transparencia y que este tipo de información, referente a la aprobación y financiación de los medicamentos y terapias, debe ser considerada de interés público, por lo que debería estar disponible para la ciudadanía. Así lo reconoció el propio Consejo de la Transparencia y lo han respaldado organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS)”.