Política y Sociedad Con Interior y 11 de las 17 comunidades autónomas

Sanidad acuerda la compra centralizada “de 20 de los fármacos de mayor consumo hospitalario”

— Madrid 24 Oct, 2014 - 5:53 pm

El Consejo de Ministros ordinario celebrado este viernes, 24 de octubre, ha ratificado el acuerdo existente entre los ministerio de Sanidad e Interior, 11 de las 17 comunidades autónomas y el Ingesa, que gestiona la asistencia sanitaria en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, para la compra centralizada “de 20 de los fármacos de mayor consumo hospitalario”.

Este convenio marco, que se estableció a propuesta de la ministra de Sanidad, Ana Mato, se enfocó para la selección de suministradores para estos estamentos, por lo que, mediante el mismo, “por primera vez en el Sistema Nacional de Salud (SNS) e Interior se adquirirán de forma conjunta algunos de los medicamentos de mayor consumo hospitalario”, insistieron.

Entre ellos, el Ministerio de Sanidad destacó que se hallan algunos principio activos de uso cotidiano como “paracetamol, omeprazol, lamivudina o gemcitabina”. Así, informaron de que “serán 20 lotes de otros tantos medicamentos comunes, un total de 15.262 millones de miligramos”, los que se adquirirán finalmente.

El Ministerio estima que se pueden ahorrar hasta 15 millones

De esta manera, este acuerdo para la compra de todos o de algunos de los lotes, al que no se adhirieron seis comunidades autónomas, tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre del año 2016, aunque contempla la posibilidad de prórroga por un año más. Si se llega a producir ésta, Sanidad estima ahorrar con esta medida más de 15 millones de euros.

En concreto, sostuvieron que esta bajada del gasto se explica en un ahorro de “10,5 millones para el período inicial de vigencia y 4,5 millones en el caso supuesto de prórroga”. Por todo ello, subrayaron que “el valor total de los contratos, prórroga incluida, se calcula en 52,1 millones de euros”.

Al respecto de estas cifras, consideran que este acuerdo potencia “la eficiencia y el ahorro en los costes asociados a la adquisición en el SNS” al tiempo que persigue el objetivo de “favorecer la homogeneización de medicamentos utilizados, con la consiguiente mejora técnica”. Por último, busca “establecer estándares de calidad comunes en todo el territorio y ofrecer una garantía a las empresas suministradoras, al propiciar la estabilidad del mercado mediante un escenario de contratación común”.