Derecho Sanitario por desconsideración a una paciente y por fumar en la consulta

Confirmada la sanción a un médico de Murcia por dos faltas graves

— Murcia 28 Ene, 2019 - 4:47 pm

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Murcia ha desestimado el recurso interpuesto por un médico, contra una sentencia del juzgado de lo Contencioso Administrativo 7 de Murcia, que confirmaba la sanción de 11 meses de suspensión de funciones por dos faltas graves impuesta por la Consejería de Sanidad del Gobierno de la Región de Murcia.

La resolución sancionadora estima probado que se empleó en consulta por el médico la expresión de “no estar bien follada” referida a una paciente y que se constató que había fumado en la consulta. El tribunal, tras desestimar los motivos formales de impugnación, confirma que los hechos declarados probados integran las infracciones graves tipificadas.

“La expresión vertida por el apelante a la paciente y consignada por escrito en un papel que le entregó en la consulta, de estar ‘no bien follada‘, es indudable que constituye una grave desconsideración con la usuaria del servicio y, por tanto, que está bien tipificada en el art. 72.3 d) de la Ley 55/2002 de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud (que tipifica como tal la grave desconsideración con… los usuarios), en la medida de que atenta contra la dignidad de la paciente”, expresa el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Otra falta grave

“Se trata de una expresión no solo desafortunada, como reconoce el propio apelante, sino inadmisible en una consulta médica que se espera respetuosa, científica y deontológica”, señala en concreto el organismo judicial. Por otra parte, el hecho de estar fumando mientras presta el servicio en la consulta también debe considerarse, según la resolución, como constitutivo de una infracción grave del art. 72.3 c) de la misma Ley -tipifica como infracción grave incumplir funciones o normas reguladoras del funcionamiento de los servicios cuando no constituya falta muy grave-.

“Es evidente que no se sanciona al apelante por fumar, sino por incumplir una norma de funcionamiento del centro de salud donde es notorio que está prohibido fumar, como se suele indicar mediante carteles anunciadores en todos los centros sanitarios”, concluye la resolución judicial.

Deja un comentario