Tecnología e Investigación Sentencia del Tribunal Supremo

Anulada la sanción impuesta a la secretaria general de Fenin por el caso del cartel de pañales

— Madrid 7 Nov, 2019 - 5:41 pm

El Tribunal Supremo ha anulado la resolución del Consejo de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por la que se consideró que una antigua directora técnica y actual secretaria general de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) era una de las responsables de la «infracción única y continuada constitutiva de cartel» referente a absorbentes para la incontinencia grave de la orina en adultos en la que se encontraban inmersa la citada entidad.

La CNMC declaró acreditada la infracción por «una práctica consistente en la adopción e implementación de acuerdos de fijación de precios y condiciones de distribución y dispensación de absorbentes para la incontinencia grave de la orina en adultos, financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS) y destinados a pacientes no hospitalizados».

Así, se consideró responsables a «diversas empresas agrupadas en el grupo de trabajo de absorbentes de incontinencia de orina (GTAIO) de Fenin, así como a la indicada Federación y a cuatro directivos de las empresas y de Fenin», explica el Tribunal Supremo.

«Una de esas cuatro personas físicas a las que la resolución de la CNMC consideró responsables de la infracción fue la directora técnica de Fenin desde 1997 hasta 2002 y secretaria general de la Federación desde 2002, a quien impuso una multa de 6.000 euros», continúa este órgano judicial.

Órgano directivo

La infracción descrita «solo puede ser imputada a los concretos sujetos activos identificados en el tipo infractor, los representantes legales y las personas que integran los órganos directivos. En este caso, la resolución sancionadora de la CNMC imputa la infracción a la recurrente no en su condición de representante legal, sino en su condición de órgano directivo de Fenin», señala el Alto Tribunal.

En las reuniones del cartel, la afectada participó «hasta el año 2002, en su condición de directora técnica» y «quienes son los órganos de gobierno y los cargos directivos de la Federación, no incluyen entre los mismos el puesto de directora técnica», tal y como destaca la sentencia.

Por tanto, desde 2002 en adelante, «como secretaria general y cargo directivo de Fenin, la recurrente dejó de realizar las actividades de convocatoria del GTAIO, participación en sus reuniones, asesoramiento y otras», sino que estas acciones fueron realizadas por la persona que ostentaba el cargo de directora técnica desde 2002. Por todos estos motivos, el Tribunal Supremo indica en su sentencia que «estima en parte el recurso contencioso administrativo» interpuesto por la representación de la secretaria general «contra la resolución del Consejo de la CNMC».

Deja un comentario