Política y Sociedad junto a la fadsp, presentan un manifiesto con propuestas para superar la situación

Sanitarios se unen para “salvar la Atención Primaria” y revertir su “desmantelamiento”

Un grupo de profesionales sanitarios de la Atención Primaria, acompañados por la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), ha presentado, este jueves, 16 de septiembre, un manifiesto que, con el subtítulo ‘Salvemos la Atención Primaria’, desglosa las ‘Propuestas para superar la situación crítica de la Atención Primaria tras la pandemia Covid-19’, con el fin de solucionar “el desmantelamiento de los centros de salud”.

En representación del grupo promotor de este manifiesto intervinieron el doctor José Manuel Aranda, que es médico de Familia en Baleares; los doctores Manuel Martín y José María Dios, quienes son médicos de Familia de Galicia; la doctora Rosa Magallón, que es médico de Familia de Aragón; Marisa Fernández Ruiz, que es enfermera comunitaria; y el portavoz de la FADSP, el doctor Marciano Sánchez Bayle. A este documento inicial “se han adherido, en pocos días, 160 profesionales de distintas categorías, muchos de ellos ideólogos de nuestra Atención Primaria desde sus inicios”, informan desde la propia Federación.

Manuel Martín

Durante la presentación de esta iniciativa, Manuel Martín denunció los recortes sufridos por la Atención Primaria, en la que “la financiación supone el 14 por ciento por ciento del gasto sanitario total” y que se enfrentará a una “jubilación masiva de población médica, que puede rondar el 30 o 40 por ciento de la plantilla”. Asimismo, constató “problemas de organización, mala gestión, plantillas desequilibradas con falta de personal de Enfermería y Fisioterapia, etc.”.

“Existe una excesiva medicalización, muy centrada en la consulta y abandono de la prevención y promoción de la salud. La Covid-19 ha agravado la situación, se ha aprovechado la pandemia para recortar y potenciar solo la consulta telemática, que genera problemas de discriminación. Muchas comunidades han aprovechado para cerrar centros periféricos, lo cual deja a la población rural sin Atención Primaria”, señaló este especialista.

“Portera del SNS”

“Así, aumentan las barreras de acceso y la desigualdad y las listas de espera, las cuales antes no existían en Atención Primaria. Hay una mala utilización de los recursos, tendemos a la privatización y marginación de la Atención Primaria, que va a quedar relegada a la función de portera del Sistema Nacional de Salud (SNS), para prescribir medicamentos, dar bajas, etc.”, destacó Martín, que reclamó una “gran movilización social y profesional” para revertir esta situación.

Marisa Fernández Ruiz desgranó los primeros cuatro puntos de este manifiesto. “En primer lugar, recuperar lo recortado en los últimos años, incrementando el presupuesto (hasta el 25% del total) y las plantillas de personal y eliminando las trabas de acceso a pruebas diagnósticas y terapéuticas. En segundo lugar, garantizar unos centros de salud abiertos, accesibles, próximos a toda la población y sin listas de espera”, explicó.

Marisa Fernández Ruiz

El tercer punto de este documento pide “dar prioridad a las consultas presenciales”, mientras que el cuarto plantea “incrementar significativamente la Enfermería Comunitaria e incorporar nuevos profesionales a los equipos (Fisioterapia, matronas, Salud Mental, logopedia, atención temprana, farmacología clínica…)”, continuó Fernández Ruiz.

Por su parte, José María Dios resaltó los siguientes cuatro puntos de este proyecto: “incrementar el personal de las áreas de admisión y formarlo; desmedicalizar la Atención Primaria y ofertar opciones de cuidados con una orientación comunitaria y sociosanitaria; mejorar la relación con el nivel hospitalario y potenciar los procesos asistenciales; y desarrollar la orientación comunitaria en los centros de salud con la colaboración de Salud Pública”.

José María Dios

“Abrir los centros de salud, no los bares”

José Manuel Aranda abordó los últimos tres puntos de esta iniciativa. “Trasformar las Áreas de Salud para que se conviertan en el espacio para la integración de todas las actuaciones y actividades de salud; garantizar la participación y empoderamiento de los ciudadanos para la promoción de salud; y promover el nivel de inteligencia de la Atención Primaria potenciando las actividades formativas, docentes y de investigación”, resaltó. “La atención sanitaria, fundamentalmente la Primaria, se basa en el vínculo con la población, con los pacientes, y eso es lo que esta en riesgo”, alertó.

José Manuel Aranda

Para Rosa Magallón, “estamos normalizando una situación que es agónica” y, por ello, el manifiesto “pretende abrir un debate”, pues “todavía estamos a tiempo de recuperar la Atención Primaria”, reiteró, y animó a las asociaciones de pacientes, de vecinos, sindicatos y otras organizaciones a adherirse a este manifiesto. “Lo fundamental para el país es abrir los centros de salud, no los bares”, concluyó, por su parte, el portavoz de la FADSP.

Rosa Magallón