Save the Children alerta del riesgo en salud mental para niños sirios por falta de financiación

una cuarta parte de los niños en Siria, en riesgo de desarrollar problemas de este tipo

Guardar

10 Save the Children im-1
10 Save the Children im-1
La recuperación psicológica a largo plazo de los niños que huyen de la guerra de Siria está seriamente amenazada debido a la falta de fondos para la protección de la infancia, el número creciente de refugiados y los escasos recursos que existen en los países de acogida, según ha advertido el director de la ONG Save the Children en Líbano, Ian Rodgers.

Como recuerda esta organización, Naciones Unidas estima que una cuarta parte de los niños que aún están en Siria corre el riesgo de desarrollar problemas de salud mental, a lo que hay que añadir el aumento de las necesidades psicológicas de millones de niños refugiados sirios e iraquíes que permanece sin cubrir.

“Las consecuencias para el futuro de la salud mental de toda una generación podrían ser catastróficas”, recalca Rodgers, y añade que “al impacto obvio de los daños psicológicos causados a estos niños por haber sido testigos de una violencia extrema, hay que añadir el producido por el hecho de haber tenido que dejar su casa y desplazarse a un nuevo lugar”.
"La infancia en la sombra de la guerra"
Save the Children elaboró el informe 'La infancia en la sombra de la guerra', en el que analiza las presiones y las cargas cotidianas que sufren los niños sirios que ahora viven en el Líbano y en la región del Kurdistán iraquí, así como de los niños desplazados dentro de Irak. El informe señala que los países que acogen a los refugiados sirios en la región carecen de suficiente capacidad profesional para proporcionar apoyo psicosocial adecuado a los niños.

Asimismo, el informe denuncia cómo un número considerable de niños sirios que viven en Líbano no asisten a clase desde hace al menos tres años. Además, durante 2015 unos 200.000 niños no recibieron ningún tipo de educación y están creciendo sin saber leer o escribir.
No ir a la escuela
“Para los niños”, prosigue Rodgers, “no ir a la escuela durante meses o años significa tener que enfrentar la extrema ansiedad y las tensiones familiares, la discriminación, el trabajo infantil, el matrimonio precoz, la dura vida en barrios pobres y peligrosos… Todo esto tiene un impacto serio y profundo en su salud física y mental”.

El personal de Save the Children que trabaja en el campo de desplazados internos en la región del Kurdistán iraquí, estima que el 10% de los niños que participaron en los programas de la ONG han perdido al menos a uno de sus padres. Además, la tasa de matrimonios que implica a las niñas sirias que viven en Jordania aumentó de un 25% en 2013 al 32% en 2014, según datos de Unicef. En el campamento de Zaatari, por ejemplo, la tasa de matrimonios precoces pasó del 12% en 2011, al 25% en 2013, según datos de Save the Children.

El informe de Save the Children denuncia que ninguna de estas cuestiones han sido abordadas adecuadamente. “Si no tratamos estos problemas en la infancia, habrá consecuencias negativas a largo plazo que pueden traducirse en comportamientos agresivos, depresiones y fobias”, explica el psicólogo de Save the Children Reem Nasri.

 Save the children 1