F. Pasqual Maragall y Obra Social 'la Caixa' destacan la neuroimagen para diagnosticar Alzheimer

A través del Estudio Alfa, proyecto de detección precoz de la enfermedad

Guardar

maragall
maragall
La Fundación Pasqual Maragall y la Obra Social 'la Caixa' han señalado a la investigación en neuroimagen como la única técnica que permite observar los cambios producidos en el cerebro en la fase preclínica del Alzheimer, de modo que abren la puerta a la administración de futuros tratamientos preventivos en sujetos que muestren resultados positivos antes del inicio de los síntomas.

El director general de la Fundación Bancaria 'la Caixa', Jaume Giró, comentó que "una de cada 10 personas mayores de 65 años tiene Alzheimer; las cifras hablan por sí solas. Como entidad que quiere velar por el bienestar de las personas, con nuestra colaboración queremos contribuir a mejorar la vida de los enfermos de Alzheimer y la de sus familias, así como, la investigación en torno a la enfermedad".

Por su parte, el director de la Fundación Pasqual Maragall, el doctor Jordi Camí, explicó que "en España, las demencias cuestan 60 millones de euros diarios, unos 27.000 euros por paciente al año. Las familias afectadas acaban asumiendo el 87 por ciento de este coste". En este sentido, añadió que "sólo con más investigación y más conocimiento científico será posible encontrar soluciones que sean definitivas".
El futuro de la neuroimagen en la prevención de la patología
En el caso del Alzheimer, "las técnicas de neuroimagen han progresado mucho desde el inicio del nuevo milenio, y actualmente, los investigadores pueden detectar cambios cerebrales asociados a la fase preclínica de la enfermedad mediante los resultados obtenidos con la resonancia magnética y la tomografía por emisión de positrones (TEP) de betaamiloide o tau", señaló el director científico de la Fundación, el doctor José Luis Molinuevo.

La introducción de estas técnicas en la práctica clínica irá de la mano, no tan sólo de su propia evolución, sino también del desarrollo de tratamientos que puedan retrasar o evitar el inicio de la enfermedad. Según Luis Molinuevo, "el futuro del tratamiento del Alzheimer pasará por la Medicina personalizada a través de la combinación de técnicas de neuroimagen y de otros marcadores podremos detectar, para cada persona concreta, en qué momento de la fase preclínica se encuentra y qué factores pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad".

El centro de investigación de la Fundación Pasqual Maragall, el Barcelonaβeta Brain Research Center, impulsado por la Obra Social 'la Caixa', cuenta con un equipo propio de resonancia magnética 3T de última generación, enfocado exclusivamente a la investigación del cerebro.