Apenas un 14% de los pacientes con esquizofrenia consigue integrarse en el mercado laboral

Afirmado en el simposio de Janssen 'En busca de una mejor autonomía del paciente'

Guardar

Presentar estrategias farmacológicas de tratamiento a largo plazo para reducir los síntomas psicóticos y prevenir las recaídas de los pacientes con esquizofrenia son los objetivo que han llevado a Janssen a organizar el simposio 'En busca de una mejor autonomía del paciente', donde también se afirmó que tan solo cerca de un 14% de los pacientes con esta afección logran su integración en el mercado laboral.

JanssenDurante la jornada se destacó que para los especialistas es fundamental asegurar que el paciente consigue la mejoría de su funcionamiento psicosocial, autonomía e integración social. "Por ello, mejorar la adherencia a fármacos antipsicóticos que sean eficaces y bien tolerados es la base de un tratamiento que, necesariamente, se debe acompañar de intervenciones psicoterapéuticas que permitan conocer el contexto personal y familiar del paciente", afirmó el doctor Francisco Collazos, psiquiatra del Hospital Universitari Vall D´Hebron y responsable de la Unidad de Psiquiatría Transcultural.

El profesional también destacó la necesidad de promover iniciativas encaminadas a favorecer la integración laboral de las personas con esquizofrenia ya que, según el doctor Collazos, "apenas un 14% de los pacientes consigue integrarse en el mundo laboral, lo que indica que un gran porcentaje está abocado a una dependencia que dificulta la integración social de forma autónoma".

Por otro lado, Eduard Parellada, responsable de Hospitalización de la Unidad de Esquizofrenia del Hospital Clínic de Barcelona y coordinador del simposio, resaltó que para conseguir el manejo clínico del paciente es necesario "un correcto diagnóstico clínico-psicopatológico y un plan terapéutico dirigido a la remisión de los síntomas y a la prevención de recaídas psicóticas que permitan la mayor integración psicosocial del paciente". Finalmente, Collazos destacó la importancia de trabajar con el paciente para "conocer sus capacidades, invitándole a implicarse en un proceso en el que el tratamiento farmacológico es el pilar fundamental sobre el que iremos construyendo conjuntamente un plan terapéutico integral".