Política y Sociedad el fortalecimiento de la AP, uno de sus grandes retos

Salud del País Vasco enfatiza la estabilidad del empleo en Osakidetza

Uno de los aspectos destacados de la Sanidad Pública Vasca (Osakidetza) debe buscarse en la estabilidad de sus profesionales, tal como señaló la consejera de Salud del Gobierno Vasco, Nekane Murga, en su intervención en el Foro EuropaPress celebrado este miércoles, 22 de enero, en Madrid. La consejera, que comenzó refiriéndose a las fortalezas de Osakidetza, ofreció una panorámica de los principales retos a que debe hacer frente.

Por segunda vez en poco tiempo, la consejera vasca ha participado en otro de los foros que se vienen organizando en la capital; en esta ocasión lo ha hecho en uno de los Desayunos Socio-Sanitarios que promueve la agencia Europa Press y que contó, como patrocinadores, con Gilead, Sanitas, Tipsa, Real Life Data y WHM. Y al igual que, en situaciones parecidas, fue numerosa la presencia de personas del mundo de la sanidad, de la política, del sindicalismo, de la industria farmacéutica y de la tecnología sanitaria.

Fortalezas de Osakidetza

De entrada, Nekane Murga se refirió a las fortalezas del Servicio Vasco de Salud/Osakidetza, a las que calificó como claves de su solidez como sistema y que concretó en los siguientes aspectos: planificación continua sin grandes sobresaltos; la confianza generada en la sociedad vasca; las políticas de inversiones en salud mantenidas a lo largo del tiempo; y el compromiso y la formación de calidad de los y las profesionales.

En relación con este último aspecto, se refirió a las continuas OPE realizadas, con especial referencia a la de 2018/2019, con 3.500 plazas, 953 de nueva creación. El objetivo, insistió, es mantener y actualizar el Servicio Sanitario.

Nekane Murga recordó que el Gobierno Vasco prevé destinar, un año más, un tercio de su presupuesto total a salud, con un gasto per cápita de 1.801 euros por persona, la cifra más alta de inversión en salud de todo el Estado.

Retos a afrontar

Nekane Murga señaló como retos de la sanidad vasca la prevención y promoción de la salud, con especial atención al cáncer; el fortalecimiento de la Atención Primaria; la mejora de la coordinación sociosanitaria; y el avance en investigación e innovación. Se trata, dijo, de ganar espacio frente a la asistencia.

La consejera vasca dedicó especial atención a dos actuaciones, la relacionada con el cáncer (el Plan Oncológico en Euskadi) y el programa de cribado de la Hepatitis C, que se iniciará en Euskadi este primer trimestre del año, e incluirá un cribado de poblaciones de riesgo y un cribado oportunista.

En cuanto a la apuesta por la Atención Primaria, Nekane señaló que cuenta con una estrategia específica de refuerzo de este nivel asistencial al que solo este año destina un 30% de la inversión ordinaria y donde triplica la inversión en infraestructuras.

La necesaria coordinación sociosanitaria conforma el tercer reto de la sanidad vasca como herramienta para hacer frente a una sociedad cada vez más envejecida y con más enfermedades crónicas. En este campo está previsto concluir este alo 2020 el proyecto de la Historia Sociosanitaria.

En cuarto lugar, la importancia de la investigación e innovación para avanzar en nuevas vías y generar, asimismo, un nuevo tejido empresarial. En este punto, entre otros aspectos, informó de que hay más de 300 proyectos de innovación en distintas fases.

Finalmente, y sobre la sostenibilidad, la consejera vasca llamó la atención sobre lo que supone el gasto en desarrollo tecnológico y farmacéutico, pues es la mitad del gasto sanitario, razón por la que planteó la conveniencia de medir el valor real aportado de las nuevas incorporaciones con el fin de que supongan una mejora de los utilizados hasta ese momento.

 

Deja un comentario