Nombres

Rodrigo Gutiérrez destaca los conflictos bioéticos ocurridos durante la Covid-19

— madrid 29 Mar, 2021 - 11:47 am

El doctor Rodrigo Gutiérrez, que fue director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad y asesor del Servicio de coordinación sanitaria de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla-La Mancha, ha abordado las cuestiones bioéticas puestas de relieve durante la pandemia de la Covid-19. De esta manera, Rodrigo Gutiérrez señala que “los problemas y conflictos éticos más acuciantes han sido aquellos derivados de la aplicación del principio de beneficencia y el principio de equidad o justicia”. En este sentido, Gutiérrez participará en el VII Congreso de Deontología Médica, que se celebrará en el Colegio Oficial de Médicos de Toledo (ICOMT), como ponente de la mesa titulada ‘De la necesidad de priorizar en la asistencia a la deshumanización y abandono de los enfermos durante la pandemia de la Covid-19’.

1 Comentario

  1. Isidoro Jiménez Rodríguez says:

    (Otra forma de ver el tema).
    UNA VISIÓN SIMPLISTA E INTERESADA.

    En primer lugar quiero señalar que no me parece oportuno el abordaje de estos temas relacionados con la presente emergencia sanitaria, sin habernos sobrepuesto a la misma y sin que los tribunales se hayan pronunciado sobre las numerosas denuncias planteadas.
    Considero que hacer pivotar solamente sobre dos de los principales bioéticos, como son los de beneficiencia y justicia, un análisis deontológico de las situaciones que se han dado, y se siguen dando, resulta poco acertado y engañoso. Algo que solo puede hacer quien es, a la vez, juez y parte.
    Hay que partir de que la administración y la gestión de nuestro sistema sanitario esta, realmente, en manos de uno de los colectivos sanitarios. Además de que muchos integrantes de dicho grupo profesional hacen de la prepotencia y la soberbia, su forma habitual de actuar, no solo con los pacientes, sino con otras profesiones clínicas.
    El cierre de muchos centros de salud, o el no funcionamiento real de los mismos, es un hecho que no debería quedarse en lo anecdótico. Como tampoco debería de seguirse ocultando a que se han dedicado muchos miles de médicos en los momentos de mayor presión asistencial. Se podrían poner también ejemplos de la oportunidad y acierto de muchas pruebas, exploraciones y tratamientos pautados a moribundos. En fin… esto sería el cuento de nunca acabar.
    Un servidor no tiene la menor duda de que dada la actitud prepotente y chulesca que se permite a muchos médicos en nuestra sanidad, sería también aconsejable el abordar los principios bioéticos de respeto a la autonomía y de no maleficencia, en la actual crisis asistencial. Ya el hecho señalado de que nuestros políticos dejen en manos de uno solo de los grupos profesionales un poder absoluto en la sanidad, plantea serias dudas.