Hospitales El Día Mundial por las víctimas de accidentes de tráfico se celebra el 21 de noviembre

El H. Ribera Santa Justa advierte de que cerca del 10% de las lesiones cervicales se vuelven crónicas

— Villanueva de la Serena (Badajoz) 19 Nov, 2021 - 9:40 am

Cerca del 10 por ciento de las lesiones cervicales tras un accidente se convierten en crónicas, según algunos estudios, tal y como ha explicado el doctor Juan García Regal, que es especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica en el pacense Hospital Ribera Santa Justa de Villanueva de la Serena, el cual cuenta con una Unidad de Accidentados de Tráfico, sin coste alguno para los pacientes, puesto que lo asumen las aseguradoras.

En el contexto del Día Mundial en recuerdo de las víctimas de accidentes de tráfico, que se celebra este domingo, 21 de noviembre, Juan García Regal indica la importancia de un diagnóstico “rápido y preciso”, para lo que es muy recomendable “acudir al especialista si se siente dolor en la columna cervical u otros síntomas relacionados con el síndrome del latigazo cervical (SLC) tras un accidente de tráfico, pero también si se ha sufrido una agresión física o se ha practicado un deporte de contacto”.

Por su parte, la responsable del Servicio de Fisioterapia del murciano Ribera Hospital de Molina, centro también gestionado por el grupo sanitario Ribera Salud, Ana María Dasí Espinosa, señala que una de las primeras consecuencias más comunes de un accidente de tráfico por detrás es el conocido como “latigazo cervical”.

Movimiento rápido

Esta es una lesión que se produce por un movimiento rápido y enérgico del cuello, hacia atrás y hacia adelante, cuyo síntoma más frecuente es la cervicalgia o dolor cervical. “Otros síntomas del latigazo cervical son las cefaleas de predominio occipital o suboccipital, que pueden irradiarse hacia la región parietal, temporal u orbital”, declara Ana María Dasí Espinosa.

“También los vértigos o sensación de desequilibrio, la debilidad y falta de fuerza, el dolor lumbar provocado por la inmovilización de la pelvis con el cinturón de seguridad al tiempo que el tronco se mueve libremente, el bloqueo del sacro y la disminución de la movilidad de la charnela dorsolumbar, las parestesias, las disfunciones de la articulación temporo-mandibular, ansiedad… Son síntomas que aparecen entre las primeras 72 horas posteriores al accidente”, detalla Dasí Espinosa.