Hospitales De uso obligatorio por motivo de la Covid-19

Ribera Salud augura una primavera con síntomas leves de alergia gracias a las mascarillas

— Valencia 7 Abr, 2021 - 11:24 am

Según han confirmado los especialistas de los Servicios de Alergología de los hospitales del grupo sanitario Ribera Salud, la clave para una primavera con una sintomatología leve está en el uso obligatorio de la mascarilla por la Covid-19, sobre todo en los espacios al aire libre.

El doctor Alejandro Veres, que es neumólogo de la Clínica Plaza Santo Domingo, del hospital Ribera Polusa de Lugo, asegura que “igual que este año se ha apreciado una disminución en el consumo de antigripales, ocurre lo mismo con los descongestivos y otros medicamentos para las alergias”.

Datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) pone de manifiesto el hecho de que este año marcado por la pandemia, las personas alérgicas podrían experimentar los síntomas de esta patología de forma más leve o moderada.

La doctora Carmen Mogío, que es alergóloga en el pontevedrés Hospital Ribera Povisa de Vigo, gestionado por Ribera Salud, explica que las mascarillas reducen los síntomas en los alérgicos “porque filtran gran cantidad de partículas suspendidas en el aire, incluidas las del polen”, y recuerda que las FFP2 “son más eficaces porque filtran un mayor número de partículas y, además, se ajustan más fácilmente a la cara”.

Filtrado de partículas

Por su parte, la jefa del Servicio de Alergología del madrileño Hospital Universitario de Torrejón, la doctora Laura Vázquez, explica que las mascarillas filtran partículas de hasta una micra, cuando las más habituales en los pólenes tienen 25 y 35 micras, y asegura que mucho antes de la pandemia, un gran número de alergólogos recomendaban ya el uso de la mascarilla.

El Servicio de Alergología del alicantino Hospital Universitario del Vinalopó (Elche) explica que existe una relación directa entre algunos factores climatológicos del otoño e invierno, como es el caso de las lluvias, la nieve, la temperatura y humedad, y los posteriores recuentos de pólenes de gramíneas durante la primavera.