Política y Sociedad según se hace eco Sespas

Más de 200 revistas de salud piden a los Gobiernos frenar el aumento de la temperatura global

— Madrid 7 Sep, 2021 - 10:23 am

La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas) ha recogido el llamamiento realizado por más de 200 revistas internacionales, entre las que se encuentran The Lancet, The New England Journal of Medicine, The British Medical Journal y la española Gaceta Sanitaria, a los líderes mundiales para que tomen medidas de emergencia para transformar las sociedades y luchar contra el cambio climático.

Dicha petición la hacen estas cabeceras a través de un editorial conjunto que se publica en 220 revistas, justo antes de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), una de las últimas reuniones internacionales que se llevará a cabo antes de la conferencia sobre el cambio climático (COP26), que tendrá lugar en noviembre en la ciudad escocesa de Glasgow.

Ante la evidencia científica disponible, este editorial avisa de que los objetivos recientes para reducir las emisiones y conservar la naturaleza no son suficientes y aún deben combinarse con planes verosímiles a corto y largo plazo. Así, insta a los Ejecutivos a intervenir para transformar las sociedades y las economías, por ejemplo, respaldando el rediseño de los sistemas de transporte, las ciudades, la producción y la distribución de alimentos, los mercados para inversiones financieras y los sistemas de salud.

Beneficios positivos

“Dichas inversiones producirán enormes beneficios positivos, incluidos la creación de empleos de alta calidad, la reducción de la contaminación ambiental, el aumento de la actividad física, y la mejora de las viviendas y la nutrición”, añaden estas publicaciones internacionales.

Una mejor calidad del aire por sí sola, argumentan estas revistas de salud, generaría beneficios para la salud que compensarían fácilmente los costos mundiales de la reducción de las emisiones. Estas medidas también mejorarán los determinantes sociales y económicos de la salud, cuyo deficiente estado puede haber dejado a las poblaciones en mayor vulnerabilidad a la pandemia de la Covid-19. Este editorial sostiene que solo se puede lograr una acción mundial suficiente si los países de altos ingresos hacen mucho más para apoyar al resto del mundo y para reducir su propio consumo.