Industria farmacéutica alcanza los objetivos del ensayo en fase II, según la compañía

Nuevos resultados del inhibidor de la BTK, de Sanofi, para esclerosis múltiple remitente

— Madrid 12 Feb, 2020 - 12:47 pm

La compañía farmacéutica Sanofi ha informado de que su estudio en Fase IIb para evaluar SAR442168, su inhibidor oral de la Tirosina Quinasa de Bruton (BTK ), una pequeña molécula selectiva con capacidad para penetrar en el cerebro y que está indicado para el tratamiento de la esclerosis múltiple remitente, “ha alcanzado su criterio de valoración principal”.

John Reed

En este ensayo, el citado medicamento “redujo de forma significativa la actividad de la enfermedad asociada con la esclerosis múltiple, medida mediante resonancia magnética. SAR442168 se toleró bien y no se produjeron nuevos hallazgos de seguridad”, afirma esta empresa, que añade que este inhibidor de la BTK “tiene el potencial para convertirse en el primer tratamiento modificador de la esclerosis múltiple que se centra en los orígenes del daño causado por la enfermedad en el cerebro”.

“Se cree que el inhibidor de la BTK modula tanto las células inmunes adaptativas como las innatas relacionadas con la neuroinflamación del cerebro y la médula espinal. No obstante, los resultados detallados del ensayo en Fase IIb, incluidos los criterios de valoración de estudios por imagen avanzados, se presentarán en una próxima reunión con especialistas”, confirman desde este laboratorio.

Dirigido a los linfocitos B

“La gran mayoría de las personas que tienen esclerosis múltiple sufren discapacidad durante el curso de su enfermedad. Creemos que nuestro inhibidor de la BTK tiene el potencial para transformar el tratamiento de la esclerosis múltiple, pues esta molécula puede ser el primer tratamiento contra la patología dirigido a los linfocitos B, que no solo inhibe el sistema inmunitario periférico, sino que también atraviesa la barrera hematoencefálica para suprimir las células inmunitarias que se han desplazado hasta el cerebro; al mismo tiempo que modula las células de las microglias cerebrales implicadas en la progresión de la esclerosis múltiple”, declara el director global de Investigación y Desarrollo de Sanofi, el doctor John Reed.

“Gracias a la amplia experiencia de Sanofi con la esclerosis múltiple, creemos que estos resultados clínicos son esperanzadores, por lo que estamos deseosos de progresar rápidamente con nuestro inhibidor de la BTK hacia ensayos clínicos fundamentales”, insiste John Reed.