Punto de vista salud, dinero y atención primaria

Reformas sanitarias a 0 € = reformas fake

En el último comentario de su blog, Juan Simó llama la atención sobre el engaño que supone, a pesar del presupuesto que se exhibe, que se pretenda hacer una reforma de la Atención Primaria a coste cero, lo que enlaza con los otros proyectos en que se abordaba algo parecido.

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España guiará la ejecución de 72.000 millones de euros de fondos europeos distribuidos en 30 Componentes (aquí). Del total de este montante, se destinarán 1.069 millones de euros (el 1,48 % del total) al Componente 18 titulado “Renovación y ampliación de las capacidades del Sistema Nacional de Salud” (aquí). Atención, pregunta: ¿Cuánto de este dinero destinado al SNS le tocará a la atención primaria? Respuesta: 0 €. Veámoslo.

Reformas a gogo a cero euros

Es alucinante lo que aguanta el papel. Y lo más alucinante es la cantidad de reformas que se dice se harán a coste cero. Todos sabemos que una cifra de 1.069 millones de euros es mucho dinero pero, puesta en contexto, representa tan sólo el 1,42% del gasto sanitario público español de 2019 (75.025 millones de euros) (aquí).  Visto así, ya no parece tanto. La distribución de estos 1.069 millones de euros será la siguiente:

Como se puede comprobar, más de 792 millones de euros (el 74% del total) se destinará a renovar equipos de alta tecnología del SNS que, como todos sabemos, están en los hospitales. Cuando el documento habla de la reforma de la atención primaria, admite que no se destina un euro a financiar ninguna inversión vinculada con esta reforma sino con otras, pero afirma que invertir más de 792 millones en equipos de alta tecnología también mejorará los diagnósticos en atención primaria. ¡Vaya por Dios! como si este fuera el principal problema de nuestra atención primaria. Como dice Vicente Ortún, esto más que un ninguneo es un escarnio a la atención primaria (aquí).

Si reformar es gratis total, ¿por qué no se ha reformado antes?

Sabemos que los políticos hablan con total sinceridad cuando confeccionan presupuestos. Con total sinceridad, el Gobierno nos dice, y le dice a Europa, que se puede “fortalecer” la atención primaria sin invertir un euro. Que se puede mejorar la salud pública, la cohesión, la equidad y la universalidad, también sin invertir un euro. Y, ¡cómo no!, que se puede reducir la temporalidad laboral del personal del SNS también a 0 €. Si esto es así, si hacer todo esto no cuesta un euro, ¿cuál es entonces el motivo de que todo esto no se haya hecho hace años? Increíble, ¿verdad? Pues eso, increíble todo. Recomendable al respecto, esta entrada de Sergio Minué “La soberbia del gorrón” (aquí).

Reformas fake

Cuando el documento habla de la reforma de la atención primaria, admite que no se destina un euro a financiar ninguna inversión vinculada con esta reforma

Que en medio de una pandemia como la actual, el Gobierno proponga reformas de la salud pública y de la atención primaria a 0 euros no tiene nombre. Huelga decir que las reformas no sólo precisan dinero, también hay que tener claro el diagnóstico de la situación, el escenario hacia dónde se quiere ir y, sobre todo, el camino hacia tal escenario. Pero si de partida se proponen reformas a 0 euros, esto significa, probablemente, que se trata de reformas poco creíbles, reformas sólo en el papel y poco más (reformas fake). Algo que conocemos bien en atención primaria: de Marco Estratégico (aquí) a Marco Estratégico (aquí) y tiro porque me toca. Viejas promesas vacías que se sustituyen por nuevas promesas vacías también. Política de entretenimiento en la que embarcamos en 2007 que, sin rumbo y a la deriva, nos lleva al “entre todos la mataron y ella sola se murió”.

Por cierto, sólo un Ministerio de Sanidad de un Gobierno que piensa que fortalecer la atención primaria y la salud pública, mejorar la cohesión, la equidad y la universalidad y reducir la precariedad laboral se consiguen por 0 €, sería capaz de organizar una elección de plazas MIR tan impresentable como se pretende. Hasta el anterior Director de Ordenación Profesional, Rodrigo Gutiérrez, lo tiene claro: “El nuevo sistema de adjudicación MIR es exagerado y excesivo. No me parece razonable que un aspirante con un número de orden 5.000 tenga que pedir el mismo o más plazas que su propio número de orden. Hacerlo mediante tandas hubiera sido el sistema más acertado” (aquí). Pero el objetivo de los actuales responsables del Ministerio también es claro: disponer de mano de obra barata para el verano pues un sistema de elección presencial (incluso telemático) en tiempo real por tandas, a estas alturas del año, haría prácticamente imposible este objetivo (aquí). Esto debe ser una muestra de esa “salud de vanguardia” que anuncia Sánchez que no sabe que si hay algo “de vanguardia” en el SNS son sus profesionales.

(Foto de apertura del Pool Moncloa: Presentación al Rey del Plan de Recuperación)

Juan Simó Miñana