Política y Sociedad Mediante un manifiesto registrado en el Congreso de los Diputados

Sanitarios, políticos y sindicatos reclaman al Gobierno una norma ante el uso de fármacos peligrosos

— Madrid 19 Dic, 2018 - 3:41 pm

Los sindicatos de Enfermería (SATSE), Comisiones Obreras (CCOO) y Unión General de Trabajadores (UGT), y la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), junto a las agrupaciones políticas Partido Popular (PP), Ciudadanos, Podemos y PSOE, entre otras organizaciones, han reclamado al Gobierno una norma que asegure la protección de la salud de los profesionales sanitarios que utilizan y manipulan medicamentos peligrosos, especialmente las enfermeras encargadas de la preparación y administración de estas sustancias, al constatarse que “los riesgos para su salud son cada vez mayores”.

En un manifiesto registrado en el Congreso de los Diputados, que también suscribe el Consejo General de Enfermería y otras organizaciones sindicales y sociedades y asociaciones profesionales, científicas y de pacientes, SATSE recuerda que “la utilización de medicamentos peligrosos, no solo antitumorales, sino otros de uso muy frecuente, no ha parado de crecer en los últimos años, con el consiguiente riesgo para los profesionales sanitarios y también para los pacientes”.

Aunque la propia Unión Europea (UE) reconoce que los medicamentos peligrosos representa el factor de riesgo químico más importante en Sanidad, en la actualidad, SATSE apunta que “no hay, a nivel europeo y tampoco en España, una legislación que aborde específicamente los riesgos que supone para el personal del ámbito sanitario la exposición a medicamentos peligrosos en el trabajo, y que son de uso frecuente en todos los centros sanitarios y sociosanitarios e, incluso, en los domicilios de los pacientes”. Riesgos que incluyen, por ejemplo, que los profesionales puedan desarrollar algún tipo de cáncer o, en caso de embarazo, malformaciones fetales o abortos.

Por ello, las organizaciones firmantes del manifiesto reclaman al Ministerio de Trabajo el desarrollo de una norma de ámbito estatal que asegure la protección de los profesionales sanitarios que utilizan y manipulan medicamentos peligrosos, así como campañas de información sobre la misma en los centros, y suficientes recursos de inspección para asegurar que se está cumpliendo.

Estudio de la situación actual

Asimismo, al Ministerio de Sanidad se pide un estudio sobre la situación actual de los centros sanitarios y sociosanitarios españoles en materia de protección a los profesionales y pacientes a la exposición a medicamentos peligrosos, y el desarrollo de una guía nacional en materia de protección a trabajadores y pacientes que complemente la norma y se convierta en protocolo de obligado cumplimiento en todos los centros.

También se reclama que se asegure, dentro del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), que en todas las comunidades autónomas se cuenta con los mismos recursos disponibles para la protección de los profesionales y los pacientes y el desarrollo de un sistema de vigilancia sobre los niveles de contaminación de medicamentos peligrosos existentes en los centros sanitarios, tanto en las áreas de Farmacia como en las de preparación y administración de medicamentos.

Por su parte, CCOO y UGT llevaron a cabo una primera ronda de contactos con los grupos parlamentarios, hasta el momento, Unidos-Podemos, PP y PSOE, para exponer la situación actual de los profesionales sanitarios y pacientes frente a la exposición a medicamentos peligrosos.

Respuesta de los grupos parlamentarios

Las responsables de Salud Laboral de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO), Irene Álvarez, de y la Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT, Rosario Martorán, se mostraron satisfechas, aunque expectantes, por el interés mostrado por los grupos parlamentarios.

“Debemos sensibilizar y visibilizar el grave riesgo en el manejo de los medicamentos peligrosos a las y los profesionales del sector, así como exigir a la Administración y a las empresas una protección eficaz de su salud”, subrayó Irene Álvarez. A su vez, Rosario Martorán considera que “es fundamental promover normas de obligado cumplimiento”, por lo que reclama una “orden ministerial para regular la protección sanitaria frente a medicamentos peligrosos”.

Asimismo, Alberto Rodríguez, por parte de Unidos-Podemos; Carolina España, quien es miembro del PP; y Rocío de Frutos, del Grupo Parlamentario Socialista, coincidieron con las organizaciones sindicales en la necesidad de regular el manejo de medicamentos peligrosos.

Deja un comentario