Tecnología e Investigación Análisis en el I Congreso Nacional COVID19

Los investigadores creen que la aparición de rebrotes de la Covid-19 en España era “inevitable”

— Madrid 14 Sep, 2020 - 12:18 pm

El jefe de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, el doctor Santiago Moreno, ha destacado, en su ponencia inaugural del I Congreso Nacional Covid-19, que “la aparición de rebrotes era inevitable, pero deberíamos haber evitado que se llegara a la transmisión comunitaria”.

Dicho especialista abrió este encuentro, en el que más de 20.000 profesionales sanitarios se dieron cita de manera virtual para analizar los principales hallazgos científicos que se produjeron hasta la fecha en España sobre la pandemia y el conocimiento generado desde que esta se declarara, a finales de 2019.

Esta cita contó con la participación de 52 sociedades científicas, en la que se presentaron más de 400 trabajos de investigación inéditos, y que abordaron, en 23 mesas redondas y 11 conferencias, especiales aspectos diversos del nuevo coronavirus, que fueron desde los fundamentos de la respuesta inmune hasta el manejo de la ventilación invasiva, pasando por los diferentes tratamientos, las estrategias de prevención, de cuidados a los pacientes, desarrollo de vacunas y la afectación específica de diferentes órganos o sistemas.

Para Santiago Moreno, “la responsabilidad hay que repartirla entre los ciudadanos, que hemos dejado de lado parte de las conductas cívicas necesarias para evitar la transmisión, y los responsables sanitarios de hacer el seguimiento adecuado de los brotes para conseguir su contención. Lo primero es difícil de controlar, pero lo segundo es imperdonable que haya funcionado mal”.

Mejor diagnóstico del virus

En su argumentación, dicho especialista del Hospital Universitario Ramón y Cajal señaló que desconoce “si se ha contado y en qué papel se ha contado con los profesionales sanitarios para diseñar los planes de atención” y subrayó que “la investigación se ha tenido en cuenta, pero de manera tremendamente tímida”.

Por otro lado, en una mesa redonda, diferentes virólogos y microbiólogos aportaron su visión y algunas de las posibles herramientas desde este ámbito sanitario para facilitar el conocimiento sobre el comportamiento del virus y mejorar su diagnóstico.

Dicha mesa estuvo moderada por el presidente de la Sociedad Española de Virología (SEV), el doctor Albert Bosch, y su homólogo en el Grupo Especializado en Biología de Microorganismos Patógenos de la Sociedad Española de Microbiología, el doctor Óscar Zaragoza.

En ella, el doctor Josep Quer, que es investigador del grupo de Enfermedades Hepáticas de Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR), presentó los resultados de una investigación realizada conjuntamente con el grupo de investigación de la Unidad de Virus Respiratorios del Servicio de Microbiología de este centro, liderado por el doctor Andrés Antón, que es coinvestigador principal del citado proyecto, y la colaboración de diferentes servicios del Campus Vall d’Hebron.

Atenuar la infección

Con esta investigación describieron como el SARS-CoV-2 es capaz de perder fragmentos de su material genómico (deleciones) en la región de la espícula (proteína que forma la característica corona del virus) para sintetizar proteínas incompletas que permitirían al virus autocontrolar la virulencia de la infección. Esto sería una estrategia del propio virus para atenuar la infección en el huésped, minimizando el daño producido, retrasando los síntomas, favoreciendo su persistencia y, en consecuencia, manteniendo su transmisibilidad.

Este trabajo, que fue publicado en la revista Emerging Microbes and Infections, aplicó las técnicas de secuenciación de última generación (next-generation sequencing) para el estudio del gen que codifica la espícula viral (proteína spike) en las poblaciones virales presentes en el tracto respiratorio de 18 pacientes con la Covid-19 (leves y graves). Según explicó Josep Quer, “en el 100 por cien de los pacientes leves y en la mitad de los pacientes graves, una proporción significativa de los virus que se detectan presentan deleciones con un cambio en la pauta de lectura”.

Así, estos hallazgos sugieren que “la propia selección natural ha elegido esta estrategia, que permite al SARS-CoV-2 mantener su altísima especificidad para unirse al receptor ACE-2 humano, y transmitirse con alta eficiencia, al mismo tiempo que controla su capacidad para infectar, favoreciendo su persistencia y transmisión”.