Derecho Sanitario la mutua no demostró las causas para el despido objetivo

Ratificada la condena a la mutua PSN por despido improcedente del director de SERCOM

— Madrid 24 Feb, 2020 - 4:57 pm

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid (TSJM) ha ratificado el despido improcedente del que fuera director de Servicios y Consultoría (SERCOM), una de las empresas del grupo Previsión Sanitaria Nacional (PSN),  pues está “claramente indemostrada” la causa aducida para el despido.

La Sentencia del TSJM se produce como consecuencia del recurso de suplicación interpuesto por Previsión Sanitaria Servicios y Consultoría contra la sentencia dictada por el Juzgado de los Social, con fecha 30 de octubre de 2018, en relación con la demanda de despido contra el director de SERCOM, que fue declarado improcedente y dictaminó la readmisión en su mismo puesto de trabajo o una indemnización de 44.072,63 €uros, de los que había percibido 22.726,36 € en el momento de la comunicación del despido. Asimismo se condenaba solidariamente a las empresas del Grupo PSN a abonar al demandante 1.416,10 €, más del 10% de interés por mora.

Al analizar las causas que figuran descritas en la carta de despido, el TSJM señala que se parte de la ineficiencia de las áreas que estaban a cargo del actor, que se tradujo en resultados negativos en los años 2015 y 2016, extremo del que no no hay prueba alguna, Asimismo advierte que se afirma en la carta de despido que el actor incumplió las instrucciones dadas, quedando desatendidos los clientes, de lo que tampoco hay demostración. Y más adelante, sobre lo que concierne al área de protección de datos, la explicación del demandante (PSN) no es convicente.

En consecuencia, y tras el análisis de los hechos que motivaron el despido, el TSJM manifiesta que la reestructuración de las áreas, salvo la de protección de datos, responde propiamente a una deficiente actuación del actos, imputación sin pruebas… “Falla en definitiva la demostración del elemento causal que se aduce como origen de los hechos y que ha sido aducido para considerar que el puesto de trabajo del actor ya no es necesario, lo que no es identificable con circunstancias sobrevenidas ajenas a la causa real del despido, claramente indemostrada”.