Punto de vista Punto de vista

Querida explotación laboral: te dejo, no cuentes ya conmigo

En los primeros días de agosto, Mónica Lalanda, conocida batalladora en defensa de la dignidad del médico y de los pacientes, sorprendió a todos sus seguidores con la renuncia al contrato de trabajo que mantenía en las Urgencias de un Hospital de Castilla y León. Y, con la clarividencia que le caracteriza, escribió en su blog medicoacuadros la siguiente reflexión.

Monica f1Estoy en la calle.

He renunciado a mi contrato de guardias.

He renunciado a la explotación laboral sangrante y despiadada.

He renunciado a la esclavitud de un sistema sanitario absurdo que trata a sus profesionales como basura.

He renunciado al pisoteo de un jefe que, como tantos otros en la medicina española, maneja su servicio como si fuera su cortijo. Un jefe que no lidera, tiraniza.

He renunciado a trabajar en un sistema con médicos de primera que viven a costa de médicos de segunda.

Monica f2He renunciado a turnos de 24h sin derecho a descanso durante el turno, que ponen en peligro mi salud y, sobre todo, la seguridad de mis pacientes.

He renunciado a la inseguridad laboral.

He renunciado a trabajar con excelentes profesionales que, como tantos y tantos miles en el SNS, han ido olvidando lo que fue su orgullo profesional y lo que fue su dignidad laboral y ahora simplemente bajan las orejas con miedo.

He renunciado a un contrato que, durante este verano, incluye semanas de más de 60 horas, y que no me permite descansar durante los tres meses de máxima afluencia “porque este año no me toca”.

He renunciado al único tipo de contrato que, en la sanidad española, me permite tener tiempo para hacer medicina no asistencial. Eres 100% asistencial o no eres nada.

Monica f3He renunciado a darme contra la pared porque “aquí siempre se ha hecho así”.

He renunciado a sentirme siempre “diferente”, un bicho raro que tiene la osadía de escribir o dibujar lo que piensa o de protestar contra lo injusto.

He renunciado al maltrato y la indignidad, el agotamiento, la estupidez, el despotismo, el abuso, la mala organización, la falta de planes a medio y largo plazo, la carencia absoluta de solidaridad y profesionalidad a la que nos somete a sus trabajadores el SNS.

Quise ser MÉDICO desde que me alcanza la memoria. Hace 25 que me gradué; pasé 5 de formación en Inglaterra, 12 de adjunto en Urgencias en Inglaterra y 8 de adjunto de Urgencias en España. Soy MÉDICO de pies a cabeza, pero no puedo más…..

Monica f4He renunciado a mi contrato de guardias.

Estoy en la calle.

(Las imágenes acompañaban en un recuadro el texto original).

Mónica Lalanda

Médico

2 Comentarios

  1. Iñaki Moreno Sueskun says:

    Espero que ejemplos de dignidad personal como el tuyo, Mónica, sirvan para construir conciencia y valores que permitan respuestas colectivas a la actual situación laboral y sobre todo avanzar en la implantación de condiciones de trabajo dignas.

  2. Mi solidaridad para con tu decisión. Espero encuentres pronto algo mejor.
    Un cordial saludo.
    JDTG, colega jubilado