Portada Pablo Requena
Portada Pablo Requena

¡Doctor, no haga todo lo posible! De la limitación a la prudencia terapéutica

Guardar

Pablo Requena, médico y teólogo, sacerdote y profesor de Bioética en la italiana Pontificia Università della Santa Croce de Roma, es el autor de ‘¡Doctor, no haga todo lo posible! De la limitación a la prudencia terapéutica', un libro en el que analiza dónde están los límites a la hora de alargar la vida de los pacientes, a veces, incrementando su sufrimiento y asegura que “no siempre es adecuado utilizar todo el arsenal terapéutico disponible”.

Este médico español, delegado del Vaticano en la Asociación Médica Mundial (AMM), asegura, en una entrevista concedida a “Médicos y Pacientes”, que el libro está dirigido “a todos los profesionales de la salud que cada día han de tomar decisiones clínicas”. Consciente de que el título es la antítesis de la petición habitual de familiares ante una situación crítica: “Doctor, haga todo lo posible”, analiza temas tan espinosos como la eutanasia.

Partiendo de los fundamentos de la ética médica milenaria, el autor deja claro que la eutanasia, aunque no es parte de la Medicina, si lo es la petición de la misma, porque “es una llamada, un signo de alarma de que hay algo que no se está consiguiendo afrontar de modo adecuado” y afirma que “estamos en un momento histórico en el que los médicos tenemos una responsabilidad enorme en relación con la cuestión de la eutanasia”.

Sobre quién debe tomar decisiones ante situaciones críticas, Pablo Requena asegura que es al médico a quien corresponde establecer los límites de la buena praxis clínica para la patología del paciente que está tratando y, después, deberá conversar con el paciente para ver qué recorrido terapéutico quiere. Ante un paciente incapaz, deberá ser el representante legal o un familiar y, si lo que este pide es contrario a la buena praxis del médico, será un juez el encargado de dirimir la cuestión.

Para el autor, los protocolos ante situaciones al final de la vida pueden servir de guía, pero “no podemos pretender que nos den todas las soluciones a los problemas singulares”. Ahí entra en juego la prudencia y los principios generales con las circunstancias del caso.

En la entrevista asegura sentirse honrado al ver que la Organización Médica Colegial (OMC) "esté empeñada en defender el pilar de la Medicina, que es la relación médico-paciente”, y espera que el Vaticano haga suya la propuesta de la corporación médica española para que esa relación sea considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y pueda ser recibida pronto por la UNESCO.

Título: ¡Doctor, no haga todo lo posible! De la limitación a la prudencia terapéutica.Autor: Pablo Requena.Prólogo: Vicente Bellver Capella.Editorial: Comares.