Política y Sociedad de la SEPA y la SEC, con el apoyo del Consejo General de Dentistas

Culmina el proyecto piloto que integra dentistas en programas de rehabilitación cardiaca

Las sociedades españolas de Periodoncia (SEPA) y de Cardiología (SEC) han culminado la primera fase de un proyecto que integra programas específicos de formación en salud bucodental en las Unidades de Rehabilitación Cardíaca de los hospitales, una experiencia piloto que, además de ser fruto de la colaboración de ambas sociedades en un grupo de trabajo, «se ha llevado a cabo con éxito en cuatro centros hospitalarios españoles», según las organizaciones en cuestión, y que se complementa con otra iniciativa apoyada por el Consejo General de Dentistas, que consiste en formar a profesionales de Odontología en salud cardiovascular.

Juan José Gómez Doblas, Miguel Carsol y Miguel Ángel López-Andrade

Los resultados e impresiones obtenidos tras la finalización de la primera parte del proyecto, el cual pasó ahora a una nueva fase de desarrollo, fueron presentados en un encuentro por el portavoz científico de la SEPA, el doctor Miguel Carasol, y el portavoz de la Sociedad Española de Cardiología e integrante del grupo de trabajo SEPA-SEC, el doctor Juan José Gómez Doblas, acompañados por el coordinador de Sociedades Científicas del Consejo General de Dentistas, el doctor Miguel Ángel López-Andrade.

Según explican la SEPA y la SEC, «tener unas encías enfermas, especialmente si presentan periodontitis, es una importante factor de riesgo cardiovascular», de hecho, «la prevención y el tratamiento periodontal no solo es fundamental para evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares, sino que también puede disminuir el riesgo cardiovascular en los pacientes que se encuentran en rehabilitación cardiaca, ya que se reduce la inflamación crónica que genera la patología periodontal» y que «puede contribuir al proceso de aterosclerosis».

Por estos motivos, Miguel Carasol considera que «de la misma manera que en las Unidades de Rehabilitación Cardiaca existen enfermeros, fisioterapeutas, psicólogos o nutricionistas, los dentistas pueden contribuir a que los pacientes cardiópatas reciban una buena información y motivación sobre su cuidado bucodental, sumándolo a la consecución de hábitos de vida saludables en un momento en el que son esenciales para su futuro”. Actualmente, «se estima que hay en España alrededor de 130 Unidades de Rehabilitación Cardiaca, que atienden en torno a 15.000 y 20.000 pacientes por año», según los datos aportados por las organizaciones presentes.

Objetivos de la iniciativa

Estos programas de rehabilitación cardiaca, tal y como los define la SEC, son «el conjunto de intervenciones coordinadas y multidisciplinarias diseñadas para optimizar el funcionamiento físico, psicológico y social de los pacientes con enfermedad cardiaca, además de estabilizar, enlentecer o incluso revertir la progresión de los procesos ateroscleróticos subyacentes, reduciendo así la morbimortalidad”.

El proyecto implementado se sostiene en tres objetivos, según explicó el portavoz de la SEC: en primer lugar, “divulgar entre la comunidad de cardiólogos la relación entre las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades periodontales»; en segundo, «sensibilizar a los pacientes con cardiopatías de la importancia de la correcta higiene bucodental y su vinculación con los riesgos cardiovasculares»; y, por último, «introducir hábitos de higiene bucodental en pacientes de las unidades de rehabilitación para prevenir la aparición de enfermedades periodontales que puedan perjudicar su estado de salud cardiaca”.

Formación para odontólogos

El proyecto se complementa con otra que cuenta con el apoyo del Consejo General de Dentistas, y «que ha permitido que, hasta el momento, más de 2.500 profesionales de la Odontología se hayan formado en el último año y medio en la promoción de la salud cardiovascular desde la consulta dental», tal y como informan la SEPA y la SEC. Se trata de un curso online y gratuito en el que se aporta información general sobre salud cardiovascular, factores de riesgo y manejo de aspectos básicos de la atención de la patología cardiovascular en la clínica odontológica.

Con este formación se pretende «dar a conocer y potenciar los beneficios que supone contribuir a la mejoría de la salud cardiovascular desde las clínicas dentales, especialmente si se tiene en cuenta que diariamente acuden miles de personas a las más de 22.000 clínicas odontológicas que existen actualmente en nuestro país», argumentan ambas sociedades.

Miguel Ángel López-Andrade manifestó que queda demostrado que “trabajando juntos, de la mano de SEPA y SEC, se mejora la labor que se puede desarrollar en
las clínicas dentales en cuanto a la prevención y detección de enfermedades cardiovasculares”. El representante del Consejo General de Dentistas en el encuentro recordó que “las personas que sufren enfermedades de las encías tienen entre un 25 y un 50 por ciento más probabilidades de padecer patologías cardiovasculares” y destacó la importancia de que «el dentista de a pie vea que hay que prevenir que el paciente tenga un posible problema cardiaco» derivado del procedimiento bucodental que se le practique en cada caso.

Deja un comentario