Política y Sociedad En un posicionamiento emitido tras analizar la situación actual en España

Las profesiones sanitarias, preocupadas ante la relajación en la prevención de la Covid-19

— Madrid 6 Jul, 2020 - 2:37 pm

Ante el “necesario escenario” de acuerdos para la “reconstrucción” social y económica provocado por la crisis sanitaria de la Covid-19, los consejos generales de Médicos (OMC), Enfermería, Farmacéuticos (CGCOF), Logopedia, Veterinaria, Fisioterapia, Podólogos (CGCOP), Dentistas y Ópticos-Optometristas, reunidos por videoconferencia, han evaluado la situación actual del sistema y de las profesiones sanitarias y consensuaron un posicionamiento, en el que, entre otros puntos, muestran su “creciente preocupación por el excesivo relajamiento en el cumplimiento de las medidas preventivas contra la Covid-19”.

En concreto, dichas organizaciones lamentan que “de nada habrán servido tantos esfuerzos, tanta dedicación y tantos sacrificios si no somos capaces de implementar las medidas que hasta la fecha presentan más evidencias científicas ante una infección sin precedentes”. Por ello, hacen un llamamiento para que “la distancia física, el uso de mascarillas y la higiene de manos sean práctica habitual en la que se ha denominado nueva normalidad (Las 3 M: Metros, Mascarillas, Manos)”.

Sobre la pandemia de la Covid-19, este documento recoge que “se ha evidenciado todas las debilidades de nuestro Sistema Nacional de Salud (SNS) y ha dejado visible algunas de las urgentes actuaciones a poner en marcha para reconducir nuestra Sanidad a los niveles que presentaba hace algo más de una década”.

Para dichos consejos generales, “es necesario un gran acuerdo por la financiación suficiente de nuestro SNS. Una financiación estable y consolidada fiscalmente, coherente con los principios de cohesión territorial, igualdad y equidad en el acceso a las prestaciones sanitarias. Incrementar el porcentaje del PIB que destinamos a Sanidad por encima del 7 por ciento debe ser un objetivo prioritario”.

Priorizar la Atención Primaria

Asimismo, la organizaciones firmantes abogan por “una apuesta que impulse el liderazgo del Ministerio de Sanidad, con un sistema renovado de compromiso y lealtad con las comunidades autónomas a través de un sistema de agencias cogobernado y cogestionado. Las políticas de Salud Pública, de evaluación sanitaria, de garantías públicas, del medicamento, etcétera, deben priorizarse”.

Todas las profesiones reunidas en este encuentro priorizaron “la Atención Primaria como el nivel asistencial a reforzar. Una política de recursos humanos que dé cabida a todas las profesiones sanitarias en el ámbito público en un trabajo en equipos multidisciplinares, con autonomía de gestión, desde una visión comunitaria, preventiva y social, con una apuesta presupuestaria sobre el 25 por ciento del gasto sanitario público”.

Entre los retos a los que se enfrentan los sanitarios, dichas organizaciones destacan el relativo al campo de las residencias de mayores y en la atención a la tercera edad en general, y manifiestan que “se lo debemos como sociedad. Tenemos que caminar hacia una necesaria y obligada atención sociosanitaria”.

Además, añaden estas corporaciones que “existen grandes desafíos que no podemos demorar: el abordaje de las enfermedades no transmisibles y que se encuadran en la llamada atención a la cronicidad que es responsable de un elevado gasto sanitario, los problemas derivados del medio ambiente y del cambio climático, la resistencia a los antibióticos que será la causa más importante de mortalidad en Europa en el 2050, y como no, el hacer frente a las infecciones que en forma de epidemia y/o pandemias nos vuelvan a afectar”.