Tecnología e Investigación A través de un manual

Profesionales de Calidad Asistencial y Almirall presentan un estudio de síndrome de intestino irritable

— Sevilla 20 Nov, 2014 - 5:36 pm

Sevilla ha sido el escenario elegido por la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA) y Almirall para presentar el manual ‘El proceso asistencial del síndrome del intestino irritable desde la perspectiva de los pacientes. Un estudio cualitativo’, un trabajo que promueve “una atención integral y una mejor información al paciente en un entorno más seguro”.

En concreto, esta sociedad científica y esta compañía farmacéutica indicaron, durante la celebración del Congreso Anual de la Sociedad Andaluza de Calidad Asistencial (SADECA), que la necesidad de este manual radica en que “existe un vacío sobre la percepción que los pacientes tienen de su experiencia con el sistema sanitario y las principales dificultades con las que se encuentran”.

En este sentido, SECA y Almirall declararon que el objetivo de la investigación era identificar “el proceso asistencial que siguen los pacientes, las barreras que les generan mayor inseguridad y los errores más comunes en relación con el tratamiento farmacológico, dieta o cambio en los patrones de conducta”. Para ello, se diseñó y validó una escala “para evaluar la percepción del paciente que promueva una mejor información y una atención integral en un entorno más seguro”.

Herramienta de apoyo a los profesionales

El manual “pretende ser una herramienta de apoyo a los profesionales que atienden a los pacientes con síndrome del intestino irritable, aportando desde una visión multidisciplinar y de continuidad de la asistencia, buenas prácticas, sustentadas en evidencias y consensos profesionales, que permitan la mejora de la calidad asistencial en esta patología”, manifestó al respecto el catedrático de Psicología Social de la Universidad Miguel Hernández de Alicante, el doctor Jose Joaquín Mira.

Por su parte, el director de la División de Relaciones Institucionales de Almirall, Ignacio Martí, declaró que la participación en este estudio del laboratorio al que representa se debe a su compromiso “en promover la salud pública y contribuir a dar respuesta a las necesidades cambiantes de los profesionales y gestores sanitarios para mejorar los resultados en salud de los paciente”.

Por último, y como una de las conclusiones del estudio, se expuso que la coordinación entre niveles asistenciales y la capacidad de respuesta a nivel diagnóstico son “claves” en este proceso asistencial. Sin embargo, este trabajo refleja que “hay una percepción de desconfianza en la relación de los médicos con los pacientes en la atención de este trastorno”, concluyeron.