Publicaciones Elaborada por el Hospital Gregorio Marañón

Primera guía en España sobre el dolor del niño hospitalizado

— Madrid 1 Abr, 2019 - 12:25 pm

Jesús Cebrián

Profesionales del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid han elaborado la primera guía que existe en España sobre dolor pediátrico del niño hospitalizado; se trata de un instrumento para detectar, tratar y prevenir, en lo posible, el dolor pediátrico del niño hospitalizado, para lo que la implantación de este protocolo supuso que la cantidad de niños con dolor baje en 10 puntos y, con la implementación de esta serie de actuaciones recogidas en la guía, la detección del dolor por parte de Enfermería aumente en hasta un 70 por ciento.

Igualmente, esta primera guía en España contempla el desarrollo de métodos para prevenir el dolor de las manipulaciones terapéuticas, como extracciones sanguíneas, punciones u otras pruebas que no están cubiertas analgésicamente. Para el responsable de la Unidad de Dolor Agudo y Crónico del Hospital Infantil Gregorio Marañón, el doctor Jesús Cebrián, son tan importantes las medidas terapéuticas farmacológicas como las de acompañamiento, confort y las psicológicas para disminuir el grado de dolor percibido por los niños.

“En primer lugar, se realizó una labor de detección del problema en cuanto a la prevalencia, evaluación, diagnóstico y tratamiento. A continuación, se llevaron a cabo actuaciones concretas y responsabilidades definidas en la atención del dolor del niño en todo el personal sanitario, tanto médicos, enfermeras y farmacéuticos que trabajan en el Hospital Infantil y, finalmente, se evaluó el resultado de las acciones de mejora al año de la introducción de la guía”, explica Jesús Cebrián.

El personal de Enfermería monitoriza, en cada turno, el dolor de los niños hospitalizados como una variable más. Igual que se determina la temperatura, la frecuencia del pulso y la respiración, se mide el dolor, la intensidad y la frecuencia del mismo. Para ello, hay cuatro tipos de protocolos en medición del dolor que va desde neonatos, otro en el niño pre-verbal o niños que carecen de desarrollo cognitivo para hablar, después un protocolo para los niños desde los cinco a 10 años y otro a partir de los 10 años.

Beneficios contrastados en tan solo un año

En los niños que carecen de capacidad verbal, la medición del dolor se hace a través de métodos de observación de conducta en el llanto, de la actitud psicomotora, del tono postural, la observación facial, es decir, toda aquella alteración de la conducta asociada al dolor, siguiendo unas escalas internacionales. “En el momento en el que se detecta que el niño tiene dolor, se ponen en marcha todas las actuaciones recogidas en la guía y que involucran a todo el personal sanitario para evitar que el dolor del niño no esté cubierto adecuadamente”, añade Cebrián.

La implantación en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón de este protocolo del dolor, desde finales de 2017, supuso un instrumento de mejora en la evaluación del dolor pediátrico. La cantidad de niños con dolor bajó en 10 puntos respecto al estudio anterior, que situaba la prevalencia en un 56 por ciento. Esta guía del dolor pediátrico obtuvo la V edición del Premio a la labor contra el dolor infantil, concedido durante la celebración de la III Jornada sobre Dolor infantil, promovidas por la Sociedad Española del Dolor.

Título: Guía tratamiento del dolor pediátrico del niño hospitalizado.
Autor: Jesús Cebrián.
Edita: Hospital Gregorio Marañón.

Deja un comentario