Política y Sociedad Pese al aumento en 158 millones, el porcentaje respecto al total es el mismo de 2017

El presupuesto para Defensa es casi el doble que el de Sanidad

Este martes, 3 de abril, ha sido presentado en las Cortes Generales el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018, que incluye un aumento de 158 millones para Sanidad, lo que no evita que el porcentaje dedicado a la partida sanitaria con respecto al total no varíe en comparación con 2017 y que, en la comparación con otras políticas, se muestren datos como que para Defensa se dedica casi el doble de presupuesto.

El incremento en esta última política, en la que además se especifica que no se incluyen las Operaciones Mantenimiento de la Paz, también es tres veces mayor que en Sanidad. Así, mientras que para Sanidad el presupuesto total es de 4.251 millones de euros por los 4.091 millones del 2017 -un 3,9 por ciento más-, el de Defensa es de 8.087 millones de euros, por los 7.561 millones del año anterior. Es decir, 520 millones de aumento.

No sólo en la comparación con otras políticas el aumento de la Sanidad parece menor de lo que dicen los números. Ese crecimiento del presupuesto se debe a que, en general, todos los presupuestos han crecido salvo excepciones. Por ello, si en 2017 el porcentaje de partida presupuestaria destinada a Sanidad era del 1,2 por ciento del total, en 2018 es exactamente el mismo.

Es destacable que la política de Sanidad recoge los programas sanitarios del Ministerio de Sanidad y de sus organismos autónomos de carácter sanitario, así como de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). También incluye los destinados a la Asistencia Sanitaria prestada por el Mutualismo Administrativo (MUFACE, ISFAS y MUGEJU) y a la Asistencia Hospitalaria del Ministerio de Defensa, así como los créditos correspondientes a la asistencia sanitaria dispensada por las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales, por el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) y por el Instituto Social de la Marina (ISM), organismos todos ellos integrados en el Sistema de Seguridad Social.

Distintas acciones

La partida presupuestaria de Sanidad contempla las siguientes acciones: las Estrategias de Salud, que cuentan con una dotación de cinco millones de euros, destinados a actuaciones para hacer frente a enfermedades raras y a estrategias de salud y a financiar programas de prevención y control del sida y otras enfermedades de transmisión sexual; el fomento de la donación y el trasplante de órganos, así como la mejora de los Sistemas de Información Sanitaria, para lo que se asignan cuatro millones de euros; y, por último, el desarrollo de sistemas públicos digitales y otros desarrollos de aplicaciones digitales en el ámbito sanitario y de cohesión, que se dotan con cinco millones de euros.

Además, se incluyen para la AEMPS un total de 47 millones de euros; para actuaciones en seguridad alimentaria, ubicadas en la Agencia Española de Consumo y Seguridad Alimentaria y Nutrición, 16 millones de euros; y, por su parte, para la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), cuatro millones de euros.

Mutualidades, Seguridad Social e INGESA

El volumen más importante de recursos de la política corresponde a las entidades que conforman el Mutualismo Administrativo, que asignan a la asistencia sanitaria de su colectivo un total de 2.249 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,3 por ciento respecto al año anterior.

El Sistema de Seguridad Social incrementa en un 4,2 por ciento sus dotaciones en la Política de Sanidad. Por un lado, el Instituto Social de la Marina y las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales prestan asistencia sanitaria en sus ámbitos de cobertura, contando con créditos por importe de 1.439 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,8 por ciento.

Por su parte, el INGESA, con 240 millones de euros, gestiona las prestaciones de asistencia sanitaria de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, del Centro Nacional de Dosimetría en Valencia y de los Servicios Centrales del Instituto. Esta entidad ve incrementadas sus dotaciones en un 0,9 por ciento respecto al presupuesto de 2017, con el fin de atender sus necesidades en gastos de personal.