Política y Sociedad El Congreso rechazó las alternativas del PP y VOX a la proposición socialista

La OMC aboga por una Ley Integral de Cuidados ante la regulación de la eutanasia

— Madrid 11 Sep, 2020 - 11:48 am

La Organización Médica Colegial (OMC) ha reiterado ante los poderes públicos su petición de “la promulgación de una Ley Integral de Cuidados”, después de que el Pleno del Congreso de los Diputados rechazara las alternativas presentadas por los Grupos Parlamentarios Popular y Vox a la Proposición de Ley Orgánica de regulación de la eutanasia, registrada por el Grupo Parlamentario Socialista y cuya tramitación continúa después de la votación de la Cámara Baja.

Ante esta situación, la citada corporación médica reafirma su compromiso “con la vida humana, la dignidad de la persona y el cuidado de salud”, y recuerda que el Código de Deontología Médica establece, en su capítulo VII, que “el médico tiene el deber de intentar la curación o mejoría del paciente siempre que le sea posible. Cuando ya no lo sea, permanece la obligación de aplicar las medidas adecuadas para conseguir su bienestar, aun cuando de ello pudiera derivarse un acortamiento de la vida”.

Serafín Romero

Igualmente, este Código deja claro que “la obstinación terapéutica es mala praxis”, defiende “la autonomía del paciente en la toma de decisiones” y considera que “la sedación es éticamente correcta ante síntomas refractarios y con el consentimiento del paciente”. En su artículo V, dice que “el médico nunca provocará intencionadamente la muerte de ningún paciente ni siquiera en caso de petición expresa por parte de éste”.

En este sentido, la OMC se reitera en su petición de la promulgación de una Ley General de Cuidados “que garantice de forma integral, no solo los Cuidados Paliativos y la atención al final de la vida, sino que contemple también todos aquellos condicionantes sociales necesarios para proporcionar la mejor asistencia a aquellas personas que padecen una grave enfermedad orgánica o psíquica que les genera gran incapacidad y un sufrimiento insoportable”.

Falta de recursos

“La profesión médica no puede permitir que la causa por la que una persona decida solicitar terminar con su vida sea por la ausencia de apoyo y falta de recursos”, asegura el presidente de la OMC, el doctor Serafín Romero.

Esta organización señala que su posicionamiento “está en línea con la Declaración sobre la Eutanasia y Suicidio con Ayuda Médica de la Asociación Médica Mundial, en la que se expresa el fuerte compromiso con los principios de la ética médica y el máximo respeto por la vida humana”.

Votación del Pleno

En concreto, el Pleno del Congreso de los Diputados rechazó, con 143 votos a favor, 203 en contra y dos abstenciones, la enmienda a la totalidad al texto alternativo presentada por el Grupo Parlamentario Popular, y con 143 votos a favor, 204 en contra y una abstención la presentada por el Grupo Parlamentario VOX a la Proposición de Ley Orgánica de regulación de la eutanasia, registrada por el Grupo Parlamentario Socialista.

Con el rechazo de estas enmiendas a la totalidad con texto alternativo, la Proposición de Ley continúa con su tramitación parlamentaria, que prosigue con el estudio por parte de la Ponencia y, posteriormente, en la Comisión de Justicia de la Cámara Baja, donde se debatirán las enmiendas al articulado. La enmienda del Grupo Parlamentario Popular tenía como objeto “regular el ejercicio de los derechos de la persona ante el proceso final de su vida y los deberes de los profesionales que atienden a los pacientes que se encuentran en esta situación, así como las garantías para proteger la dignidad de la persona que las instituciones sanitarias y sociales estarán obligadas a proporcionar con respecto a ese proceso”.

Por su parte, el Grupo Parlamentario VOX proponía en su enmienda “garantizar el derecho de las personas a acceder a unos Cuidados Paliativos avanzados y de calidad cuando sean necesarios, y a que los mismos les sean proporcionados por profesionales sanitarios debidamente cualificados, por lo que se establecen los deberes de dicho personal, así como las garantías que las instituciones sanitarias estarán obligadas a proporcionar para asegurar la dignidad de la persona durante este proceso”.