Punto de vista

Por una medicina preventiva

La presidenta de la Sociedad Española de Medicina Preventiva Salud Pública e Higiene (SEMPSPH), Berta Uriel Latorre, nos remite una réplica al reciente ‘mirador’ de Juan Gérvas, en donde defendía la medicina curativa frente al incremento de la preventiva, en línea con el que él presentaba como pacto de la Medicina con la sociedad.

No quisiera entrar en un debate personal con el Dr. Gérvas, no tengo nada contra él y nunca es agradable la polémica; pero soy médico y presidenta de la SEMPSPH y me siento en la obligación de rebatir el que se contraponga de una forma tan absurda la prevención a la curación. Como bien sabe el Dr. Gérvas, la salud y la enfermedad son estados que constituyen un continuum, en el que es muy difícil establecer límites precisos; todos transitamos por él en uno u otro sentido a lo largo de nuestra vida y termina inexorablemente con la muerte.

 

Los médicos debemos acompañar a las personas en este tránsito y ocuparnos de procurarles el estado más cercano a la salud durante el mayor tiempo posible, combinando todos las aplicaciones de la medicina: la preventiva, la curativa, la rehabilitadora y la paliativa, con el arte que se nos ha enseñado para saber cómo y cuándo proceden unos u otros esfuerzos para conseguir el mejor resultado posible sin producir daños mayores.

 

Clarificar situaciones

 

Sinceramente, es la primera vez que veo a un médico contraponiendo una medicina a otra. ¿Alguien se ha planteado elegir entre vacunar a un niño de tétanos o dejarlo morir de apendicitis como plantea el Dr. Gérvas en su artículo de ‘El mirador’?. Ni siquiera las autoridades sanitarias en esta época de crisis se plantean semejante disyuntiva. La vacuna antitetánica es muy barata y es la única medida para evitar el tétanos, que tiene una distribución universal y no existe inmunidad natural ni siquiera después de padecerla. Sin vacunación, volvería el tétanos neonatal y el riesgo de padecer esta enfermedad después, por ejemplo, de un pinchazo con un rosal o como complicación de una intervención quirúrgica curativa de esas que tanto venera el Dr. Gérvas. El tétanos tampoco tiene una medicina curativa fácil y requiere cuidados intensivos, caros, largos y, sobre todo, muy dolorosos para los enfermos, ¿Tenemos que volver al Medioevo sin haber necesidad?

 

Berta Uriel Latorre¿Es posible que el Dr. Gérvas piense realmente que el descontrol y el despilfarro se estén produciendo precisamente en la prevención? Es posible que en algunas cuestiones preventivas se produzcan excesos, como en el uso de determinados medicamentos para prevención primaria de forma generalizada sin que exista evidencia científica para ello. En esos temas coincidiría con el Dr.Gérvas en la necesidad de llamar la atención sobre el mal uso de la prevención; pero un vistazo al gasto farmacéutico y a los productos que más incremento de gasto están sufriendo en los últimos tiempos, no orienta precisamente a la prevención en general como la causa del descontrol.

 

Lo que debemos reivindicar son unas buenas medicinas preventivas, curativas, rehabilitadoras y paliativas basadas en criterios científicos, humanitarios y, por qué no, también en criterios de coste-utilidad. Pero todas las medicinas son necesarias y en todas ellas caben malos usos, despilfarros o iatrogenias .

 

No creo que se haga mejor medicina curativa porque se haga menos prevención; lo que es casi seguro es que más gente tendrá que recurrir al médico en una situación de mayor necesidad-enfermedad. Somos muchos los médicos que preferimos una población más sana y más autónoma. La autonomía también es salud.

 

Berta Uriel Latorre es presidenta de la Sociedad Española de Medicina Preventiva Salud Pública e Higiene (SEMPSPH)

 

Acta Sanitaria