El mirador ya hay un movimiento en pro del pinzamiento óptimo del cordón umbilical

Por una atención respetuosa al parto, deja la sangre correr (del cordón umbilical)

El pinzamiento del cordón umbilical tras el parto requiere su tiempo y el hacerlo de forma inmediata puede considerarse violencia obstétrica

Tengamos el parto en paz

«La mayoría de las mujeres desean tener un trabajo de parto y nacimiento fisiológicos y alcanzar un sentido de logro y control personales a través de la participación en la toma de decisiones, inclusive cuando se requieren o desean intervenciones médicas.

Las mujeres quieren ser tenidas en cuenta y escuchadas en su proceso de embarazo, parto y puerperio.

La atención obstétrica puede salvar vidas, pero en ocasiones las intervenciones médicas no justificadas generan una cascada de intervenciones que pueden dar lugar a iatrogenia, a daño innecesario”. Estas intervenciones innecesarias constituyen violencia obstétrica

http://www.nogracias.eu/2018/12/09/violencia-obstetrica-otra-forma-agresion-las-mujeres-hortensia-vallverdu/

¿Qué es violencia obstétrica?

El pinzamiento del cordón umbilical tras el cese de los latidos (a los dos o tres minutos) es beneficioso incluso en los recién nacidos prematuros que requieren rápida transferencia a cuidados intensivos.

Son ejemplos de violencia obstétrica:

  • indicar una cesárea sin necesidad,
  • efectuar una episiotomía (en general),
  • los tactos vaginales innecesarios,
  • que la mujer esté de parto y que las profesionales que la atienden charlen sobre la hipoteca de sus casas, como si no hubiera nadie presente,
  • inducir el parto sin necesidad,
  • la maniobra de Kristeller,
  • que el hospital sea el único lugar con financiación pública para dar a luz,
  • la colusión del anonimato que lleva a que la parturienta no sepa ni siquiera los nombres de las profesionales que le atienden durante el parto,
  • pinzar el cordón umbilical con latido,
  • que “le presenten” el bebé a la recién madre, cuando es ella la que debería presentar a su bebé a quienes le han ayudado en el parto,
  • el conjunto y cada una de las viñetas denigrantes y degradantes sobre la atención al embarazo y al parto de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia.

https://www.actasanitaria.com/violencia-obstetrica-violencia-de-genero-y-violacion-de-derechos-humanos/

https://www.publico.es/sociedad/violencia-obstetrica-practicas-agresivas-mujeres-parto.html

Mientras lata, no pinzarás el cordón umbilical

Entre los mandamientos de la atención respetuosa durante el parto se incluye uno sobre el momento del pinzamiento del cordón umbilical: “No pinzar el cordón con latido, como práctica habitual”

https://www.mscbs.gob.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/pdf/InformeFinalEAPN_revision8marzo2015.pdf

En inglés: “Delayed umbilical cord clamping (not earlier than 1 min after birth) is recommended for improved maternal and infant health and nutrition outcomes”

https://www.who.int/elena/titles/full_recommendations/cord_clamping/en/

Beneficios de no pinzar el cordón umbilical mientras late

El pinzamiento del cordón umbilical tras el cese de los latidos (a los dos o tres minutos) es beneficioso incluso en los recién nacidos prematuros que requieren rápida transferencia a cuidados intensivos.

“El pinzamiento temprano del cordón ha sido una práctica estándar durante muchos años y permite la transferencia rápida del bebé al cuidado neonatal. El pinzamiento retrasado permite que el flujo sanguíneo entre la placenta, el cordón umbilical y el bebé continúe, y puede ayudar a la transición. Mantener al bebé al lado de la madre permite el cuidado neonatal con el cordón intacto y esto, junto con el pinzamiento retrasado, puede mejorar los resultados. El pinzamiento del cordón tardío, en lugar de precoz, puede reducir el riesgo de muerte antes del alta para los bebés prematuros”

https://www.cochrane.org/CD003248/PREG_does-delaying-cord-clamping-or-using-cord-milking-birth-improve-health-babies-born-too-early?fbclid=IwAR3BCSAihOLo1Ruj5SdKChmz1qY_7BAnCpdqXzGBK1k54YqqHjqF_lMaBbs

El pinzar el cordón umbilical tras el cese de los latidos incrementa el aporte sanguíneo desde la placenta al recién nacido y por ello el volumen de sangre y la reserva de hierro, con lo que se asocia a menor anemia posterior. También mejora la hemodinámica y disminuye la incidencia de hemorragia intraventricular. Y por supuesto, son millones las células madres añadidas al torrente sanguíneo. Es una intervención simple y sin coste que debería formar parte rutinaria del parto respetado

http://www.ijhsr.org/IJHSR_Vol.5_Issue.2_Feb2015/54.pdf

Además, el pinzamiento tardío del cordón umbilical no se asocia con un mayor riesgo de hiperbilirrubinemia durante el primer día de vida ni mayor riesgo de ictericia dentro de las cuatro semanas en comparación con el grupo de pinzamiento temprano

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/31240753

Pinzamiento óptimo del cordón umbilical

“El pinzamiento óptimo de cordón umbilical es esperar a que el cordón esté blanco, fláccido y sin pulso antes de manipularlo. Es lo que sucedería de forma fisiológica si no hiciéramos nada, es decir para lo que está diseñado por naturaleza el sistema bebé – placenta.

El pinzamiento óptimo implica abandonar la práctica de pinzar y cortar de forma temprana el cordón cuando nace el bebé, dejando que éste haga su trabajo, latiendo a su ritmo, respetando la fisiología del cuerpo y transfiriendo la sangre que queda en la placenta a su receptor, el bebé”.

https://pinzamientoptimo.org/definicion-de-pinzamiento-optimo-del-cordon-umbilical/

Manifiesto

Para promover el pinzamiento óptimo del cordón umbilical, cinco matronas españolas crearon la “Plataforma Científica en Defensa del Clampaje (Pinzamiento) Óptimo del Cordón Umbilical”: Laia Casadevall, Lucia Alcaraz, Imma Sàrries Zgonc, Inma Marcos Marcos y Mireia Marcos Marcos.

A pesar de la abrumadora evidencia disponible y la existencia de guías de práctica clínica nacionales e internacionales que recomiendan el pinzamiento tardío, éste sigue siendo una práctica anecdótica en nuestros hospitales

Este es el manifiesto fundacional:

“Ya hace décadas que en los países desarrollados se empezó a pinzar el cordón umbilical precozmente (a los pocos segundos de nacer). Esta práctica, que interfiere en la fisiología del parto y del nacimiento, se implementó sin ningún estudio que la apoyara y basándose en argumentos, tampoco demostrados, como el riesgo de hiperviscosidad, policitemia e hiperbilirrubinemia del pinzamiento tardío.

A partir de los años 90, autores como GM. Morley, O. Linderkamp o JS. Mercer, basándose en la fisiología del recién nacido y de la tercera etapa del parto (el alumbramiento), empezaron a investigar sobre el pinzamiento del cordón y las consecuencias para el/la bebé y para la madre.

Actualmente, sabemos que el pinzamiento tardío (el que se hace aproximadamente entre 1 minuto y los 3 minutos de vida o hasta que deja de latir) forma parte de la fisiología del parto y del nacimiento. Es decir, la transfusión placentaria que se produce durante los primeros minutos de vida de la criatura es necesaria para:

  • una mejor y más suave adaptación a la respiración pulmonar
  • una perfusión tisular óptima
  • mantener los niveles de oxígeno y glucosa durante la transición
  • un nivel óptimo (fisiológico) de células madre
  • aumentar los valores de hemoglobina y ferritina en el recién nacido asegurando una reserva de hierro óptima hasta el año de vida
  • favorecer las habilidades motoras y finas
  • reducir el riesgo de hemorragia intraventricular, enterocolitis necrotizante o necesidad de transfusión sanguínea en los bebés prematuros.

A pesar de la abrumadora evidencia disponible y la existencia de guías de práctica clínica nacionales e internacionales que recomiendan el pinzamiento tardío, éste sigue siendo una práctica anecdótica en nuestros hospitales.  Esta plataforma nace para impulsar desde la perspectiva científica y desde la opinión y experiencia de profesionales de diferentes disciplinas, el pinzamiento óptimo del cordón umbilical. Las comadronas sabemos por sentido común, por experiencia y por evidencia, que el respeto al tiempo de latido del cordón es fundamental para la salud del recién nacido.

Queremos, entre otras cosas, que el pinzamiento óptimo del cordón sea un indicador de calidad asistencial que se refleje en las bases de datos de los hospitales, en los informes del parto y en el carnet de salud de la criatura”.

https://pinzamientoptimo.org/

https://pinzamientoptimo.org/2018/12/21/manifiesto/

Síntesis

El cordón umbilical hay que pinzarlo y cortarlo. Pero todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. En el caso del parto respetado hay que dar tiempo al tiempo, también para pinzar el cordón umbilical, para dejar que “desagüe” la placenta y que se transfiera toda la sangre al recién nacido. Por una atención respetuosa al parto, deja la sangre correr (del cordón umbilical).

Juan Gérvas

Médico general jubilado, Equipo CESCA (Madrid, España). jjgervas@gmail.com; mpf1945@gmail.com; www.equipocesca.org; @JuanGrvas

4 Comentarios

  1. Imma Sàrries Zgonc says:

    gràcias por tu apoyo !!! y por seguir defendiendo el derecho a la salud y a la toma de decisiones individuales, informadas y basadas en la evidencia….para que cada cual asuma la responsabilidad de su propia salud. GRACIAS!!!

    un fuerte abrazo

  2. Muchas gracias Juan Gervás, por tu/vuestra labor de difusión desde la crítica constructiva, la evidencia científica y el sentido común. Y gracias por tu apoyo a la plataforma para el pinzamiento óptimo del cordón umbilical.

  3. Me encanto este articulo, tuve parto en casa y desde queme contaron la existencia de pareto Loto, (mantener a BB conectado a la placenta) supe

Deja un comentario