Política y Sociedad TRAS 15 AÑOS DEL PRIMERo, CON VOCACIÓN DE CONSENSO Y SIN TRIUNFALISMOS

Políticos y profesionales sanitarios reclaman un nuevo plan para el cáncer en España

La jornada titulada ‘Necesidades de un nuevo Plan de Cáncer en España‘, organizada por la Fundación Excelencia y Calidad en la Oncología (Fundación ECO) con el patrocinio de la compañía farmacéutica Novartis, ha concluido con un llamamiento de políticos y profesionales sanitarios para que el nuevo plan nacional sobre el cáncer se logre desde el consenso y sin algunos falsos triunfalismos que caracterizan a la situación actual.

En este encuentro, celebrado en el Senado, se recordó que, en el año 2003, se lanzó el primer Plan del Cáncer en España, aunque nunca contó con presupuesto específico para su implementación, razón por la que, 15 años después, la comunidad oncológica mantiene viva su reclamación de una financiación específica para este área terapéutica.

Vicente Guillem

A lomos de la innovación

El presidente de la Fundación ECO, el doctor Vicente Guillem, trajo a la memoria el pasado 13 de septiembre de 2018, día en el que la Fundación ECO analizó el estado de la Oncología española a 15 años de ser publicado el primer plan nacional sobre cáncer, en respuesta, principalmente, al momento de gran dinamismo que atraviesa la Oncología en España y en el resto del mundo.

Para ello, Vicente Guillem cifró en 250.000 nuevos casos anuales la incidencia del cáncer en el país, con un total de 100.000 fallecimientos cada 12 meses, al ser los tumores malignos la segunda causa de muerte en la suma de los dos sexos, tras los problemas circulatorios, y la primera en varones.

Una mortalidad que, sin embargo, Guillem afirmó que baja un punto cada año y que, actualmente, está establecida en el 40 por ciento , gracias, fundamentalmente, tal como precisó, al avance de la prevención primaria y secundaria, y el empuje de la innovación.

Genómica y biopsia líquida

Del eco de aquel primer plan impulsado por el Ministerio de Sanidad, ocupado en 2003 por Ana Pastor, este ponente pasó a evidenciar que los cambios organizativos más necesarios aún están pendientes. Sobre todo, de cara a poder generalizar avances como la biopsia líquida en diagnosis y la cirugía robótica y los nuevos fármacos en terapéutica. En esta última, situó las nuevas terapias génicas, recogidas por la Ponencia del Senado sobre Medicina Genómica.

A todo lo anterior, Guillem sumó la Inteligencia Artificial, el Big Data y la Telemedicina, por su potencial al reducir la carga de enfermedad por cáncer y mejorar la calidad de vida de las personas desde el trabajo común de todos los agentes sanitarios.

José Marcilla

Estrategias disruptivas

El director general de Novartis Oncology, José Marcilla, citó el incremento del cáncer en España en un 10 por ciento desde 2015, a lo que contrapuso la llegada de medicamentos que cambian el curso natural de las neoplasias, En una trayectoria de estrategias disruptivas que van, según repasó, de las terapias dirigidas a las celulares y génicas.

Sobre la compañía a la que representa, afirmó José Marcilla que lidera la estimación básica en España y que, además, trajo la primera terapia CAR-T comercial al país, a raíz de un modelo colaborativo entre el sector productivo, las Administraciones y la academia, en el que la apuesta por las nuevas tecnologías siempre debe estar al servicio de los resultados en salud.

Estima Marcilla, en relación con el tema del encuentro, que el nuevo plan solicitado sobre cáncer debe ser una hoja de ruta para poder atender a una población oncológica creciente, con el afán de optar a un futuro mejor para los pacientes, mediante tratamientos más efectivos y una asistencia más humanizadora.

Carlos Camps

Equidad, asignatura pendiente

Después de las salutaciones oficiales, el director de programas científicos de la Fundación ECO, el doctor Carlos Camps, aportó el informe de conclusiones sobre las necesidades de un nuevo plan oncológico para España. Previamente, vio en el hecho de que España fuera uno de los primeros países en formalizar la especialidad de Oncología Médica, su actual éxito en el contexto mundial.

Aunque identificó Carlos Camps la equidad como asignatura todavía no aprobada en cáncer por el país, al entender que los principios más elementales enunciados por el plan de 2003 quedaron superados, a pesar de su importancia original, entre los que situó haber ayudado a combatir el tabaco y haber promovido hábitos más saludables y menos oncogénicos entre la población.

Avances para todos

Como últimos avances, Camps pasó revista a las ómicas apoyadas en biología molecular, la medición del valor terapéutico y la mayor involucración del propio paciente en su proceso asistencial, desde una potencia tecnológica como la actual que, en su opinión, permite hablar de diferentes tipos de cáncer de pulmón, en lugar de una patología única y homogénea.

Este ponente, que calculó en el 10 por ciento del gasto sanitario el valor de los costes indirectos por cáncer, cifrado en 7.168 millones de euros, es decir el 0,66 por ciento del PIB nacional, expresó su pesar porque el país redujo dicho gasto sanitario durante la última gran crisis socioeconómica, un hecho que explica, a su criterio, que España ocupe hoy el puesto 35 de Europa en Cuidados Paliativos y que su posición sea aún peor cuando dichos cuidados se destinan a la población pediátrica.

Nuevos biomarcadores e indicadores

Razonó Camps que España ocupa posiciones impropias de un país desarrollado en acceso a anticancerígenos, equipos diagnósticos y supervivencia en cáncer de mama, pulmón y colon.

Eduardo Díaz Rubio

Por la anterior situación, como requisitos de un nuevo plan oncológico para el país, este oncólogo solicitó que los biomarcadores entren en la cartera de prestaciones públicas, contar con buenos indicadores de resultados en salud, definir bien los registros de pacientes e incrementar la inversión en cáncer para asegurar rápidamente el acceso a nuevos fármacos.

Nueva hoja de ruta

A continuación, el presidente de Honor de la Fundación ECO, el doctor Eduardo Díaz Rubio, condujo una mesa de análisis destinada a conocer la nueva hoja de ruta en Oncología. Como presentación, recordó que el 27 por ciento de los españoles muere por algún tipo de cáncer, mientras la mitad de los ciudadanos padecerá algún proceso oncológico a lo largo de su vida.

Respecto a la jornada celebrada, Eduardo Díaz Rubio aseguró que se revestirá carácter histórico por las personas llamadas a impulsar el nuevo plan, herederos del trabajo que realizaron 40 asociaciones científicas en el plan lanzado en 2003.

Ruth Vera

Ampliar supervivencias

La presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la doctora Ruth Vera, citó como mérito del primer plan haber propiciado un modelo multidisciplinar, sin coste añadido, con impacto positivo en supervivencia al cáncer, con irradiación a todos los territorios y con avance de los Cuidados Paliativos en el país, entre otras ventajas.

Para demostrarlo, Ruth Vera explicó que las actas de SEOM recogen el mérito de los últimos 15 años, logrado por ese primer plan para el cáncer que hoy está en revisión. Para la nueva estrategia instó a que se apoye en la Medicina de Precisión, desde la elaboración de registros e indicadores de resultados en salud, de cara a avanzar en sostenibilidad, equidad y acceso, sentenció.

José María Borrás

Medir para actuar

El coordinador de la Estrategia Nacional Contra el Cáncer, Josep María Borrás, reconoció al plan primigenio haber identificado, o creado, instituciones y figuras esenciales en cáncer, mientras que ahora los retos asistenciales están en concretar redes de trabajo en común, tal como describió. Vaticinó que el cáncer de páncreas será en pocos años el de mayor letalidad, por lo que animó a redoblar la investigación en tumores sólidos.

No coincidió el responsable del plan oncológico en ciernes en que no se mida en España. Lo que echa de menos es que, aún conociendo muchos resultados en salud, esto no se traduzca en cambios significativos en los procedimientos. Además, adelantó que recogerá buena parte de las aportaciones de los ponente en la jornada.

Xosé Bustelo

Investigación en horas bajas

El presidente de Asociación Española de Investigación sobre Cáncer (ASEICA), Xosé Bustelo, destacó el trabajo realizado por Vera y Josep María Borrás al haber perfilado las principales carencias del abordaje del cáncer en el arranque de siglo y logrado los necesarios consensos, con el debe, sin embargo, de una financiación aún pendiente para Oncología.

Denunció Xosé Bustelo que el número de grupos de investigación en cáncer se reduce en España, paralelamente al envejecimiento generacional de sus científicos, algo que explica que haya muchos tumores sin una adecuada investigación clínica y científica en el momento presente.

No obstante, Bustelo elogió vías de trabajo en red como los CIBER, aspecto que no evita, lamenta, que la financiación española sea 400 veces inferior a la dedicada por Francia. No encontró lógico que la carrera investigadora no tenga reconocimiento profesional. De esta manera, pidió hacer más atractiva esta actividad para los jóvenes graduados.

Ana Fernández-Teijeiro

Niños sin Cuidados Paliativos

La presidenta de la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátricas (SEHOP), la doctora Ana Fernández Teijeiro, recordó que la supervivencia en cáncer infantil era del 75 por ciento en 2003, lo que supone un 5 por ciento menos que en la actualidad y aún queda lejos del 85 por ciento alcanzado por Estados Unidos.

De esta forma, el nuevo millar de niños que contrae cáncer cada año en España opta a 42 hospitales en los que solo hay 20 unidades especializadas para atender al 80 por ciento de los casos, explicó Ana Fernández Teijeiro.

Fernández Teijeiro pidió un plan estatal, supra autonómico y similar al de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), para el abordaje de los tumores infantiles, además de tres centros diagnósticos de referencia, unidades específicas para adolescentes con cáncer y ayudas para las familias que deben trasladarse para que sus menores puedan ser tratados, sin olvidar, recalcó, que haya Cuidados Paliativos en todas las regiones.

Jorge Contreras

Radioterapia sin alcance pleno

El presidente de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), el doctor Jorge Contreras, aseguró que el 40 por ciento de las curaciones en cáncer se deben a su especialidad, aunque esta solo recibe el 5 por ciento del gasto sanitario, lo que le llevó a pedir suficientes recursos radioterápicos para todo paciente que los precise.

Sobre la falta de equidad de acceso a estos recursos, reclamó Jorge Contreras planes específicos para cada territorio, sin que estar en un área sanitaria u otra signifique no poder optar a las mejores terapias.

Contreras lamenta que uno de cada tres pacientes candidato a radioterapia no la recibe, en un porcentaje en el que incluyó aquellas personas que no tienen otra opción terapéutica, por lo que apuntó al empoderamiento del paciente, capaz de reclamar la atención precisada, que será refrendado por un libro blanco cuya publicación prepara la SEOR en estos momentos.

José Manuel Martínez Sesmero

Superar maniqueísmos

El director de Investigación e Innovación de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), Juan José Martínez Sesmero, agradeció al plan de 2003 que España ocupe la séptima posición en atención sanitaria, según el ranking de la revista The Lancet, en el que, sin embargo no se ocultan sus déficits de gobernanza.

Aboga Juan José Martínez Sesmero por la ingeniería de procesos que debe ser impulsada desde la política sanitaria, en caso de poder superar el cierto maniqueísmo que embarga a la política, lo que no impide, aseguró, que España goce de una buena producción de ensayos clínicos y reputación internacional en Oncología.

Además, entendió este farmacéutico hospitalario que el sistema sanitario debe prestar mucha atención a las tecnologías de la información y todas las ómicas, entre las que situó la dedicada al metaboloma.

Pedro Sánchez Godoy

No al listado ministerial

El miembro de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), el doctor Pedro Sánchez Godoy, mencionó medios de su especialidad tan reconocibles como los trasplantes de médula y la biopsia líquida.

A ellos, Pedro Sánchez Godoy sumó la biología molecular y la capacidad de actuar en la lesión que se produce en cáncer, dentro de una Medicina de Precisión que permite hablar de larga supervivencia e incluso de curación en muchos casos de hemopatías.

Sobre la lista del Ministerio de Sanidad de centros para terapias CAR-T, este ponente criticó los criterios seguidos, al dejar sin cubrir amplias zonas de la geografía en las que incluyó hospitales de gran tradición en trasplante de progenitores hematopoyéticos y ensayos con CAR-T en curso.

En comparación con el trabajo de sus compañeros oncólogos, Sánchez Godoy destacó que las hemopatías gozan desde hace más tiempo de marcadores bien asentados y perfiles de enfermedad bien ajustados, como ocurre, puso como ejemplo, con las 20 leucemias ya bien conocidas.

Lamenta Sánchez Godoy que la legislación hospitalaria esté estancada, al igual que el real decreto de investigación clínica, razón que le llevó a pedir una estrategia bien definida para el cáncer, a través de un pacto entre las principales fuerzas políticas.

Antonio Alarcó, Marta Moreno y Jesús García-Foncillas

Las voces del Senado

El primer político en hablar sobre lo que deparará la próxima legislatura en el abordaje del cáncer fue Antonio Alarcó, senador del Grupo Parlamentario Popular (GPP), para recordar que el Senado es la única Cámara de Europa que desarrolló una ponencia exclusiva sobre Genómica.

Por su lado, María Ángeles Luna, quien es senadora del Grupo Parlamentario Socialista (GPS), dejó claro que la Oncología española está en un punto de inflexión que hace evidente la necesidad de un nuevo plan para el cáncer, al tiempo que vio en la recuperación de la asistencia universal la forma de volver a bajar las tasas de mortalidad y el camino para llegar a una mayor equidad en la asistencia sanitaria.

Natacha Bolaños y María Ángeles Luna

Ciencia, Industria y Pacientes

El director de Oncología del Instituto de Investigación del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, el doctor Jesús García-Foncillas, estima que tener un buen sistema sanitario no debe mover a complacencia porque España tiene cifras en cáncer por debajo de las medias europeas.

Además de recalcar la multidisciplinariedad del cáncer, apuesta este oncólogo por modelos de trabajo en red distintos a los actuales, dentro de un programa en el que la investigación sea el esqueleto del propio sistema sanitario, en el que no tenga cabida el miedo al cambio.

Durante su turno, la directora de Relaciones Institucionales de Novartis, Marta Moreno, pidió para el nuevo plan nacional para el cáncer el requisito de que sea más dinámico y efectivo que el anterior, además de contar con una visión a largo plazo, en una misión que deberá ser respaldada sin fisuras por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), según argumentó.

Enrique Sánchez de León y Cristina Narbona

Aportó la visión de las personas afectadas por cáncer la secretaria general de la Alianza General de Pacientes (AGP), Natacha Bolaños, para quien las Comisiones de Sanidad del Congreso de los Diputados y Senado están llamadas a atender, de verdad, la voz de los ciudadanos, organizados en más de 2.000 asociaciones y entidades a lo largo y ancho del país.

Clausuraron el encuentro la vicepresidenta primera del Senado, Cristina Narbona, y Enrique Sánchez de León, quien fue ministro de Sanidad. Mientras la primera aboga por consensos sociales, políticos y territoriales que permitan recuperar los niveles de inversión sanitaria de otros tiempos, Enrique Sánchez de León celebró estar plenamente recuperado de un cáncer de próstata, gracias a un sistema sanitario tan magnífico como el español, aunque no quiso caer en triunfalismos.

Deja un comentario